EL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA Y EL ROSARIO-y II

Veíamos el otro día, en la primera parte de este artículo (Enlace), sobre cómo Jesus se encarnó primero en el Corazón Inmaculado de María y luego en su carne. También de cómo Ella guardaba todas las cosas ponderándolas en su Corazón. Y veremos hoy la estrechísima vinculación entre este Corazón y el Santo Rosario, que es recitado, pero más aun debe ser contemplado.

Segunda parte de “EL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA Y EL ROSARIO”:

soycurayhablodejesucristo

II. SI REZO EL ROSARIO, DESCUBRO CONTINENTES

Llévanos contigo, Virgen Inmaculada;

correremos tras el olor de tus perfumes.

“…y que difundierais, malandrines”


“Decíamos ayer” que “El Rosario tiene especialísima relación con la devoción al Corazón de María” (San Antonio-María Claret). Quedábamos diciendo que María es aquella que “guardaba todas estas cosas ponderándolas en su corazón” (Lc 2,19). ¿Se dan ustedes cuenta? María ponderaba los acontecimientos de la gracia, de tanta gracia.

Y el Rosario es eso, y no otra cosa. Todas y cada una de las veces que oigo rezar el Rosario sin introducir alguna forma de contemplación de los misterios –como la lectura de un versículo evangélico en cada uno-, pienso: “Estoy oyendo el silencio. Rezan la nada”. Y no le parezca a nadie excesivo. El B. Pablo VI,  hablando de la contemplación, enseñaba: “Sin esta el Rosario es un cuerpo sin alma”. Un cuerpo sin alma es un…

Ver la entrada original 809 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s