Consideraciones sobre un regalo poco feliz.

8 de Julio. Cayendo la tarde Papa Francisco pisa suelo boliviano en una visita pastoral que le llevará dos dias y medio en este país. Al llegar, los protocolos correspondientes se llevan a cabo en sedes gubernamentales, y se procede al usual intercambio de regalos. A Francisco no le gustan las condecoraciones, pero no puede evitarlo. Evo Morales le coloca dos condecoraciones. Y luego, la gran sorpresa. Evo saca una cruz tallada en madera con forma de hoz y martillo, símbolo comunista. En ella Nuestro Señor clavado. Y se la entrega en manos al Santo Padre, a quien se le nota el estupor y el asombro.

No hay que explicar mucho más. En cuestion de pocas horas la fotografía del infortunado regalo era viral en las redes sociales. La reacción inmediata fue de una indignación tal, que hasta se ha ganado sus respectivos memes.

Son tantas las opiniones que circulan entre los expertos, los fieles, los nativos bolivianos y cuanta persona quiera opinar, con tanta diversidad de criterios que salvo algunas excepciones, hasta parece que uno pudiera ponerse desde cada perspectiva y dar la razón. Por eso, es justo que digamos las cosas como son, y nos dejemos de parcialidades e injusticias.

Comencemos por el regalo y su autor.

La imagen original fue tallada por el Pro. Luis Espinal, sacerdote catalán, jesuita, periodista y teólogo, que habiendo sido censurado por sus ideas en España, se muda a Bolivia, aceptando trabajo en la Universidad Católica. Allí comienza una lucha por los derechos de los pobres. En aquel momento, durante la siniestra década de los ’70, Bolivia sufría los estragos de la dictadura militar, forma de gobierno enquistada en más de un país latinoamericano por aquellos años,

int-58448Este sacerdote comulgaba ciertamente con la Teología de la Liberación, sobre la cual la Iglesia se ha pronunciado hace largo, de la mano de Juan Pablo II y Benedicto XVI (*), quienes ya nos han explicado con claridad los perjuicios de asociar el Evangelio con las ideas social-comunistas-marxistas.

Sin embargo, en aquellas épocas dictatoriales, como tantos otros sacerdotes que siguieron esta linea, el P. Luis se enfrentó con el gobierno de turno, y un día desapareció, para luego reaparecer tirado en un descampado cerca de La Paz, torturado y asesinado de 17 balazos.

Ciertamente un sacerdote comprometido con la opción por los pobres, pero contaminado por las ideologías equivocadas.1-1Espinal-cruz-Hoz-y-martillo Diciendo cosas como por ejemplo: “La liberación de los trabajadores será obra de ellos mismos”. Si leen el documento de Vatican.va que les cito al final, verán que justamente esta es la cuestión que se contrapone con la doctrina de la Iglesia. Pero… el primer documento oficial de la Iglesia que expresa la controversia de la Teología de la Liberación, es redactado en 1984, por el Card. Ratzinger por encargo de SS Juan Pablo II. El Pro. Luis Espinal nunca llegaría a leerlo, puesto que lo asesinan en 1980. No soy quien para decir si incurrio en desobediencia o no, pero a mi criterio, al menos hasta ese momento, creo que su pecado será, en todo caso, falta de discernimiento.

El hecho es que el sacerdote tenía sobre su escritorio esta imagen, que para los miles que lo admiran en Bolivia, se ha convertido en un icono suyo de la lucha por los pobres y oprimidos.

Evo Morales

Evo Morales, presidente de Bolivia, evidencia su admiración por el Pro. Luis Espinal. Su corazón y su mente se llenan del neocomunismo que reina en la actualidad en muchos países latinoamericanos, que milita ya no por los primigenios ideales de Marx, sino por un laicismo que proclama que “todo está permitido”, y se lanza salvajemente hacia la destrucción de la familia y los valores morales defendidos por nuestra Iglesia.

En medio de este marco tan delicadamente sensible, Evo escoge su regalo para recibir al Papa, y escoge mal. Porque es un símbolo del comunismo, porque lleva incongruentemente a Jesucristo clavado en él, porque el comunismo es ateo, porque millones han sido asesinados bajo la crueldad de las dictaduras socialistas, porque fue una de las luchas más aguerridas de nuestro querido Juan Pablo II, y sobre todo, porque nadie tenía idea, al menos fuera de Bolivia, de que el rarísimo crucifijo fue creado por un sacerdote. Y la expresión facial del Santo Padre parece decir todo eso en el mismo instante en que lo ve.

11029486_10153519212667425_5880438402883894887_n

Evo Morales es reconocido por sus rarezas, especialmente en sus dichos. Como por ejemplo que mandará eliminar todos los caballos de su país porque son símbolo de la colonización española. Aunque mucho más llamativo es “reconozco que no me gusta leer”. La pregunta es: ¿cabe esperar que no tuviera entera conciencia de la connotación del regalo? ¿realmente fue consciente de las repercusiones que iba a sufrir a causa de su obsequio? ¿Fue ignorancia o fue premeditado? Ignorancia o premeditación, su corazón esta en el comunismo, y eligió lo que eligió con su corazón.

Francisco

“Esto no esta bien” o “Esto no lo sabia”… para el caso es lo mismo. Y ante su estupor, lo único que Francisco puede decir es “gracias”, porque Evo le está explicando que el original de la “pieza artística” lo hizo el sacerdote por el que Francisco acababa de rezar en el camino minutos antes. Francisco tiene para pensar el tiempo que le da Evo en explicarle. Y dice lo correcto: “esto no lo sabía”, “gracias”. Porque Francisco es el Papa, y el que debiera rendir cuentas de la blasfemia, y del mal ejemplo ya no esta. Y no está porque murió martir por defender a los pobres. ¡Qué situación complicada!

Ante todo, que quede dicho que si hay algo que queda clarísimo es que el Santo Padre no estaba al tanto de la faceta artística de Don Luis Espinal. Y no se esperaba esta sorpresa. Su rostro lo dice todo.

Por otra parte recordemos que estamos hablando del dictador Evo Morales, que ante la menor discusión tranquilamente le dice a Francisco que se vuelva por donde vino, dejando pagando a miles de fieles que durante meses se prepararon para ver al Papa, y que ya están apostados en los lugares señalados para la visita. Con esto en sus espaldas, no cabía otra respuesta que un humilde “gracias”

Finalmente, algo que quiero dejar sentado. Donde vivimos tenemos una importante comunidad boliviana. Emigrantes de la dictadura Evo. Es un pueblo profundamente religioso. Que nadie piense que Evo Morales es la muestra gratis del resto del país, porque no es así. Todo lo contrario.

Nos alegramos enormemente por la visita del Papa a Bolivia, que sin dudas es un pueblo de gente olvidada y excluida de  todo.

bolivianos-Vaticano-G

(*)Vatican.va: http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19840806_theology-liberation_sp.html

Anuncios

4 pensamientos en “Consideraciones sobre un regalo poco feliz.

  1. Muy estimada Elisa, hay varias cosas que intentaré decir esquemáticamente.

    Primero: colocas en el texto un asterisco que, mirando abajo, no tiene su nota. Probablemente había de remitir al enlace al documento sobre la teología de la liberación.

    Pero es que hubo dos documentos fundamentales. El de 1986 es el que todo el mundo conoce, por los palos que le da a la tal teología. Pero nadie quiere recordar el de 1984, en el que Ratzinger –con el mismo respaldo de San Juan Pablo, por supuesto- “apoya decididamente” la t. l.: esto, según documentación indirecta, porque aún no he leído ninguno de los dos textos. Y se aduce la opinión de quien pasa por ser el mejor teólogo español, Olegario González de Cardedal, para el cual Ratzinger, justamente, salvó lo mejor de la t. l.

    Segundo: A propósito de Espinal (mi compatriota catalán), la falta de discernimiento, sin más matizaciones, no es pecado; es error; habría que entrar a juzgar de su rectitud (buena intención), pero, justamente, “sobre lo interno, no juzga ni la Iglesia”, dice el aforismo eclesial. Y no me parece justo que llamemos mártires a los que lo son por nuestra fe, y no a los que lo son por defender con nobleza causas diferentes. Y si estoy diciendo memez, sépase que todo lo que sé de Espinal lo sé por este artículo.

    Tercero: Haces consistir el comunismo actual en el laicismo rampante que lo domina todo. Eso no es comunismo. Eso, por un lado, lo tenemos aquí sin presencia exagerada del comunismo, y por otro lado, era la bestia negra contra la que internamente había que luchar en Europa cuando, al otro lado, dominaba el comunismo. O, en realidad, esa bestia negra era el materialismo, pero ¿a qué nos ha llevado el materialismo consumista? Al final de la bajada, al laicismo mataniños. Y cuando Polonia se emancipó de la férula comunista, inició un proceso de occidentalización que pronto fue materialismo y pronto acabó en laicismo. Porque, como decía Benedicto, “al que huye de Dios, lo persiguen los dioses”.

    Por último: ¿Qué fue el gesto de Evo Inmorales? No le des vueltas a la tetera, Elisa: aquello fue mala leche. Los Papas son tan colonizadores como los caballos. Y quizá estas cosas no pasarían si los altos jerarcas considerasen su innegable obligación en conciencia de dar tiempo a la lectura. Serían menos cabestros.
    Lo digo yo.

    Me gusta

    • 1-Corregido el asterisco.
      Luego, este de 1984 es el que cito yo. Habla de los pobres y de la injusticia social, y el documento explica el término “liberación” desde un sentido Evangélico, y el peligro de desviar el termino hacia la liberación de los pueblos desde un enfoque de “liberación marxista”. Hay libros de Espinal, yo no los pude encontrar, pero encontré frases que se acercan peligrosamente a este error. En palabras de Ratzinger:

      “Pero las « teologías de la liberación », que tienen el mérito de haber valorado los grandes textos de los Profetas y del Evangelio sobre la defensa de los pobres, conducen a un amalgama ruinosa entre el pobre de la Escritura y el proletariado de Marx. Por ello el sentido cristiano del pobre se pervierte y el combate por los derechos de los pobres se transforma en combate de clase en la perspectiva ideológica de la lucha de clases. La Iglesia de los pobres significa así una Iglesia de clase, que ha tomado conciencia de las necesidades de la lucha revolucionaria como etapa hacia la liberación y que celebra esta liberación en su liturgia”.

      Por eso digo que es muy llamativo leerle a Espinal cosas como “La liberación de los trabajadores será obra de ellos mismos”. Y cosas muy parecidas donde el Evangelio aparece, pero mezclado con la ideologia marxista. ¡Señor! ¡Que veneno este Marx! ¡Cuanto daño ha hecho!

      Pero más que nada quise tomar este texto de 1984 por su datación histórica, como para contrastar que ningún documento de la Iglesia reglamentaba la integración del marxismo a la fe, al menos hasta que mataron a Espinal en 1980.

      2- Es verdad que no es mártir oficialmente, y no creo ya que lo sea con lo que dijo Lombardi ayer:
      “no tengo información de si las diócesis ni la Compañía de Jesús hayan propuesto esta causa de beatificación. Hay decenas de jesuitas muertos por la justicia. No pensamos que tengamos que beatificarlos a todos, es nuestra vocación dar nuestra vida por el testimonio de la fe y la justicia”.
      No podemos decir si son todos mártires. No podemos decir que hayan dado su vida por ser testimonios de fe. Eso no quiere decir que no aprecie a Espinal. El Papa ha dicho palabras muy bellas cuando pasó por el sitio dedicado a él”.

      Yo lo investigué bastante ayer, 80.000 personas en su funeral tiene que ser, me imagino, que era muy querido por ser buena persona. Y arriesgó su vida hasta la muerte por denunciar injusticias sobre los pobres. No pretendo defenestrarlo ni defenderlo. Pero lo que no vi bien lo digo.

      3- no lo hago constituir yo. Sino los presidentes de por aquí que se embanderan en el comunismo pero hacen declaraciones juradas por mas de 60 millones de pesos (Sabemos que hay mas no declarado. Mucho mucho mas), y no les importa la peor especie de corrupción moral. El enriquecimiento ilícito encubierto por la corrupción del poder judicial es moneda corriente. Por algo se “suicidó” Nisman. Los pobres en Argentina mueren de hambre, niños mueren de desnutrición en todo el territorio argentino, y el energúmeno, Dios me perdone, del jefe de Gabinete diciendo que reconstruyeron la Argentina y que tenemos menos pobres que en Alemania. Este es el “comunismo” reinante en mi país y en toda latinoamérica, incluyendo Bolivia. Se embanderan bajo su nombre, pero de lucha por los oprimidos nada, ni siquiera teóricamente. Basta escuchar la visita del Papa a la cárcel de Palmasola esta mañana, donde el mismo Arzobispo asignado a la pastoral carcelaria hace denuncias de esta índole. Y ni que hablar de los testimonios. Sentí que estaba en Argentina por poco.

      4-Yo creo que cabe la posibilidad (y/o esperanza) de que fuera mezcla ignorancia, mezcla influencia de un sacerdote confundido que es muy querido en Bolivia, y que encajó justo en su ideología. Sí creo que hubo intención de imponer su ideología, pero no se si todo fue tanta mala leche. No seas aguafiestas, y déjame con la duda. Mientras tanto rezo por Evo, que todavía quiero creer que puede salvarse.

      Me gusta

      • Pues, si solo has leído el documento del 84 y no el del 86, entonces lo que te has perdido son los estacazos. Así es: aunque sea injusto, solo suele conocerse y citarse el documento en que la Santa Sede pone a la t. l. los puntos sobre las íes; creo que lo que citas del 84 es un aperitivo. ¿Te acuerdas de la famosa escena de San Juan Pablo II en su visita al Salvador (creo), cuando pasaban a saludarle y llegó Ernesto Cardenal (liberacionista)? Le echó un réspice furibundo y bien largo ante la faz de todo el mundo. Como para meterse en la cama y no volver a salir. Es que San Juan Pablo había vivido, en primera línea de fuego, la lucha contra el comunismo. Él, más que tú, sabía cuántas razones había para hacerle frente.

        Has respondido de maravilla, demostrando que sabes de qué hablas y tumbando casi todos mis argumentos. Una cosilla hay, empero, que creo que no has entendido. Yo te digo que no hagas coincidir el comunismo con el laicismo, y aduces unos ejemplos para demostrar que reina la corrupción… Pero la corrupción, aunque tenga relación –en fin de cuentas, todo tiene relación con todo-, no es el laicismo. El laicismo es una actitud contraria a la fe de forma beligerante, sobre todo cuando se instala en el poder, y sobre todo –al menos, de momento-, contra la fe católica.

        Y sí, la Iglesia manda o inculca rezar por los gobernantes, y lo hace la mayoría de días en la Santa Misa. Es urgente que los cristianos aprendamos de verdad qué es lo importante y lo enseñemos a los demás, porque el futuro… Pero, Espíritu Santo, ¿quién sabe algo del futuro?

        Lo digo yo.

        Me gusta

        • Tomo el del 86 como tarea pendiente, porque el tema es muy actual. Me prestaron unos libros de un seminario de catequesis de por aqui, y están totalmente embebidos de Teoría de la liberación. Son cosas para tener muy claras.

          Lo otro entendidísimo, laicismo no es comunismo. Pero ¡que alguien se lo explique a nuestros gobernantes! Porque no lo entienden. Para que comprendas su nefasta ideología, nada mejor, te recomiendo este tango, dedicado al Siglo XX, pero que parece que en el XXI no caduca.

          “Camabalache” por dos iconos del Tango Argentino, su autor, Enrique Santos Discépolo, y Julio Sosa la voz.

          El concepto que los neocomunistas latinoamericanos tienen del comunismo, es exactamente esto. Sin vueltas…

          Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s