Nuestra Señora del Rosario. Y nuestro regalo para la Reina.

En el día de Nuestra Señora del Rosario, queremos regalarle a Ella el rezo de la oración que más le agrada.

Es común que haya personas que con dificultades para rezar. En tiempos de gran “sequedad” me ha pasado que ayudándome de estos vídeos he podido sostener, e incluso volver, a una oración profunda. Por eso les dejo hoy este gran recurso que es “rezar acompañado”.

Hay muchos de estos vídeos en la web, pero me gustan estos por el ritmo que llevan, que dejan tiempo para una debida contemplación de los misterios del Señor.

(Nota: revisen en los comentarios, que nuestra amiga Clara ha dejado algunos en versión mp3, solo audio)


MISTERIOS GOZOSOS

(Lunes y Sábados)


Misterios Dolorosos

(Martes y Viernes)


Misterios Luminosos

(Jueves)


Misterios Gloriosos

(Miércoles y Domingos)


Nuestra Señora del Rosario, ruega por nosotros.

12112263_921505401277867_8114967832303162657_n

Anuncios

22 pensamientos en “Nuestra Señora del Rosario. Y nuestro regalo para la Reina.

  1. Tienen buena pinta y rezan despacito.
    Te pongo los que me gustan a mí, por las meditaciones:
    http://www.oracionesydevociones.info/06200001-gozosos-64kbps.mp3
    http://www.oracionesydevociones.info/06200003-dolorosos-64kbps.mp3
    http://www.oracionesydevociones.info/06200004-gloriosos-64kbps.mp3
    http://www.oracionesydevociones.info/06200002-luminosos-64kbps.mp3
    Por cierto, yo lo que hago con los vídeos así, es extraerles el sonido a mp3 por ejemplo, y así lo puedo oír en el móvil.

    Le gusta a 2 personas

  2. Muchas felicidades y muchas gracias a las dos. Recuperar, reevangelizar y rebautizar el Santo Rosario es un apostolado urgente y que nos llevará unos cuantos siglos. La Santísima Virgen dijo en Medjugorie (25 de agosto de 1997) nada menos y nada más claro que lo siguiente: “El Rosario es particularmente importante para mí. Por medio del Rosario, vosotros me abrís vuestros corazones, y yo puedo ayudaros”. Pero está claro que no se refiere al Rosario robótico que tantos rezan, sino al Rosario al que se dedica tiempo y en el que se contemplan los misterios para apropiárselos en la propia vida.

    El Rosario es una oración de transformación. San Luis María Grignion de Montfort dice que el Espíritu Santo no hubiese venido en Pentecostés si no hubiese estado allí María Santísima. Y tampoco hay manera de recibirlo para nuestra santificación personal si no ve a María en nuestro corazón. Por ahí van los tiros, y así puede entenderse la importancia del Rosario, aunque debamos decir también que no es obligatorio, y quien quiera rezar otras oraciones marianas hará muy bien.

    Le gusta a 1 persona

      • Estamos perfectamente de acuerdo, pero es más hermoso todavía. Porque a ella le gusta tanto el Rosario, justamente como decía arriba, para que le abramos el corazón y transformarnos; para que le abramos la boca, y nos meta en ella el cielo.

        Me gusta

        • ¡Que imagen contundente! Mas arriba decías que es una oración de transformación, y aca decís que abriendo la boca nos meta el cielo en ella. Muy fuerte que con la misma boca que rezamos nos andemos embarrando en decir tantas cosas desagradables. ¡Menos mal que contamos con su amor, y con la Misericordia Divina!
          Por eso es que no sirve el Rosario robótico. Ella nos va ayudando en esa transformación con el rezo meditado. Pero me parece que sería necesario tener este entendimiento bien entendido para poder rezarlo con conciencia y que sea efectivo.

          Me gusta

          • Y por esa razón se requiere una labor de catequesis rosariana incesante, imparable, paciente, que será obra de siglos. Mira, Elisa: El Rosario tiene una cierta condición sacramental sin ser sacramento (pero siendo lo más sacramental de cuanto no es sacramento). Por eso, sigue la ley de Encarnación, y esa ley supone que en parte veamos, y en parte no, lo que decirnos el sacramento quiere. Al Primer Sacramento, lo mataron. Lo que ocurre con los siete sacramentos, no necesitas que te lo cuente. Tú y yo mismo pecamos por no volvernos locos de amor. ¿Qué pasa? Que la ley de Encarnación supone que en el sacramento Dios a un tiempo comparece aliándose con la carne, con la materia, y en virtud de la misma alianza queda oculto: “Padre, no saben lo que hacen”.

            Una labor de siglos. Muchos ya la hemos comenzado.

            Me gusta

            • Yo mismo tengo empeño de componer unos subsidios para la meditación que puedan adaptarse a múltiples situaciones, que recojan textos de santos, etc., y que, en la medida de lo posible, no se hagan repetitivos. Por esto último, deberán ser un buen número de páginas.

              Le gusta a 1 persona

              • Las meditaciones son otro caso tambien. Me ha pasado en parroquias donde se leen algunas cortas como para aclarar el misterio, pero se las lee tan de corrido que ni dan tiempo a que uno procese lo que esta escuchando. El mismo problema robótico del rezo de las Avemarías. La catequesis debiera incluir una cuestion de disposición.

                Me gusta

                  • Yo le llamo disposición, por disponer el corazón y el alma a dialogar con el Rey, como me enseñó Teresa. Ella lo llama Consideración. Los dos primeros párrafos son para que se entienda mejor el tercero que es el que me interesa. Acá va:

                    “5. Pues tornando a nuestro hermoso y deleitoso castillo, hemos de ver cómo podremos entrar en él.
                    Parece que digo algún disparate; porque si este castillo es el ánima claro está que no hay para qué entrar, pues se es él mismo; como parecería desatino decir a uno que entrase en una pieza estando ya dentro. – Mas habéis de entender que va mucho de estar a estar; que hay muchas almas que se están en la ronda del castillo que es adonde están los que le guardan, y que no se les da nada de entrar dentro ni saben qué hay en aquel tan precioso lugar ni quién está dentro ni aun qué piezas tiene. Ya habréis oído en algunos libros de oración aconsejar al alma que entre dentro de sí; pues esto mismo es.

                    6. Decíame poco ha un gran letrado que son las almas que no tienen oración como un cuerpo con perlesía o tullido, que aunque tiene pies y manos no los puede mandar; que así son, que hay almas tan enfermas y mostradas a estarse en cosas exteriores, que no hay remedio ni parece que pueden entrar dentro de sí; porque ya la costumbre la tiene tal de haber siempre tratado con las sabandijas y bestias que están en el cerco del castillo, que ya casi está hecha como ellas, y con ser de natural tan rica y poder tener su conversación no menos que con Dios, no hay remedio. Y si estas almas no procuran entender y remediar su gran miseria, quedarse han hechas estatuas de sal por no volver la cabeza hacia sí, así como lo quedó la mujer de Lot por volverla.

                    7. Porque, a cuanto yo puedo entender, la puerta para entrar en este castillo es la oración y consideración, no digo más mental que vocal, que como sea oración ha de ser con consideración; porque la que no advierte con quién habla y lo que pide y quién es quien pide y a quién, no la llamo yo oración, aunque mucho menee los labios; porque aunque algunas veces sí será, aunque no lleve este cuidado, mas es habiéndole llevado otras. Mas quien tuviese de costumbre hablar con la majestad de Dios como hablaría con su esclavo, que ni mira si dice mal, sino lo que se le viene a la boca y tiene deprendido por hacerlo otras veces, no la tengo por oración, ni plega a Dios que ningún cristiano la tenga de esta suerte; que entre vosotras, hermanas, espero en Su Majestad no lo habrá, por la costumbre que hay de tratar de cosas interiores, que es harto bueno para no caer en semejante bestialidad.

                    De “Las moradas del castillo interior” Santa Teresa de Jesus.

                    Le gusta a 1 persona

                    • 1. Son maravillosos ambos textos, el de Teresa y el de Josemaría, y el caso es que, si no incluí los dos, en una “ristra” u otra de las “ristras” del mes de octubre de mi blog, un fragmento del de Teresa, por seguro lo tengo. (Es que me da pereza mirar…)

                      2. ¡Santa Teresa concluye hablando de “bestialidad”! No se anda con chiquitas.

                      3. Elisa y Clara María, si aceptáis, quedáis nombradas aliadas mías en esta labor de recolección de subsidios para el rezo “transformador” del Rosario. Y tened en cuenta que pensamos en personas por su cuenta, en familias (¡sobre todo, en familias! ¡En familias sobre todo!, en parroquias, en institutos religiosos, en grupos de oración o movimientos, en las redes sociales, en productos para personas mayores que ya no leen, quién sabe si en guiones para la radio, etc. Lo que haga falta, me lo preguntáis aquí o, si os parece más oportuno, por c. e.

                      4. Releyendo lo que escribí el 9 de octubre, me extraño de la confusión en que caí. Lo que yo considero “el mayor sacramento de todo lo que no es sacramento” es el Corazón de María, y aun podría venir otro y decir otra cosa. En cualquier cosa, el Corazón de María y el Rosario son dos líneas tan entrecruzadas que en realidad son un punto… Aquí tenéis un par de artículos que escribí sobre la relación entre el Corazón de María y el Rosario:

                      https://soycurayhablodejesucristo.wordpress.com/2015/06/20/el-inmaculado-corazon-de-maria-y-el-rosario-i/

                      https://soycurayhablodejesucristo.wordpress.com/2015/06/20/el-inmaculado-corazon-de-maria-y-el-rosario-y-ii/

                      Le gusta a 1 persona

  3. En este caso, sencillamente, hacer grande y buena coleción de medios (de todo tipo) que puedan ayudar a rezar el Rosario a las gentes, muy significadamente a las familias; “subsidios” son “ayudas”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s