¿Te sientes incomprendido, atacado, no amado? SOLUCIÓN:

Historietas de aquí y de allá

De esas veces que te sientes incomprendido, atacado, no amado

Fijaos lo que dice la oración de San Francisco de Asís, sobretodo la segunda parte.

Señor, haz de mí un instrumento de Tu Paz:
Donde haya odio, ponga yo Amor;
Donde haya ofensa, ponga yo Perdón;
Donde haya discordia, ponga yo Armonía;
Donde haya error, ponga yo Verdad;
Donde haya duda, ponga yo la Fe;
Donde haya desesperación, ponga yo Esperanza;
Donde haya tinieblas, ponga yo la Luz;
Donde haya tristeza, ponga yo Alegría.

Que no me empeñe tanto:
En ser consolado, como en CONSOLAR;
En ser comprendido, como en COMPRENDER;
En ser amado, como en AMAR.

Porque DANDO, se recibe;
OLVIDÁNDOSE DE SÍ, se encuentra;
PERDONANDO, se es perdonado;
MURIENDO, se resucita a la VIDA.

A veces nos preocupamos de lo que nos hacen o nos dejan de…

Ver la entrada original 49 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s