JUNIO

NUESTRA SEÑORA DE KEVELEAR, ALEMANIA
“Consoladora de los afligidos”

1 DE JUNIO

10418873_1418866338392183_5363936495594949475_nCorría el siglo XVII, en concreto el año 1642, cuando Heinrich Busman, que ejercía de viajante vendedor, en su viaje entre Weeze y Geldern pensó que le vendría bien un descanso. Ya podemos suponer que la forma de ir de un lado para otro en aquellos tiempos de guerra (la denominada de los 30 años) no era, digamos, de lo más cómodo o descansado.
Era cerca de Navidad y el buen señor Busman se sentó al pie de una de las cruces que abundaban en aquellas tierras, por ejemplo, en los cruces de caminos. Y estaba en las cercanías de Kevelaer.
Entonces escuchó una voz que le pidió que en aquel lugar se tenía que construir una capilla. En concreto le dijo: “Constrúyeme una capilla en este lugar”.
Pero el viajante, en un principio, no hizo mucho caso a lo que se le dijo creyendo que, a lo mejor, había sido producto de su imaginación aquello que había oído.
Sin embargo, como la Virgen María no suele darse por vencida a las primeras de cambio, volvió a insistir en el corazón de Heindrich en dos ocasiones más. Aquello ya no podía ser producto de algún tipo de fiebre espiritual sino que, en efecto, María le había pedido aquella capilla.10401972_1418866418392175_875569069056234679_n

“Constrúyeme una capilla en este lugar”, “Constrúyeme una capilla en este lugar”, “Constrúyeme una capilla en este lugar” era una insistencia a la que había que prestar atención.
Pero no acabó ahí la cosa porque, para confirmar vía marital lo dicho a Busman, su esposa, después de la Pascua del mismo año, percibió una luz blanca pura y vio una capilla con un cuadro de Nuestra Señora de Luxemburgo que era, precisamente, el que había sido expuesto cuando, en 1623, se produjo una epidemia de peste. El título de la misma era “Consoladora de los afligidos” porque ya podemos suponer que era, dadas las circunstancias, el que más se acercaba al corazón de aquellas personas afectadas por la peste.
Busman envío a su esposa a que comprase aquel cuadro que había visto en aquella visión y, cuando el domingo 1 de junio de aquel año de gracia de 1642, se acabó de construir la capilla que le había sido pedida, se colocó el cuadro en la misma para que fuera visitado por los creyentes que así lo tuvieran por oportuno.
Pronto la Madre de Dios que, con el título de “Consoladora de los afligidos”, empezó a hacer de las suyas que, como podemos imaginarnos, suele consistir, tal hacer, en consolar a aquellos que sufren.
10414435_1418866408392176_4771159077046399324_nEl mismo año, un 8 de septiembre que es, no por casualidad, en el que celebramos el nacimiento de la Madre de Dios, un niño de nombre Peter viajaba con Reinier y Margaretha van Volbroek en peregrinación a Kevelaer. Padecía una enfermedad, desde hacía cinco años, que le paralizada de tal manera que no podía caminar y que no parecía remitir en el dolor y en el padecimiento.
Era, por decirlo así, el último recurso y, por tanto, la esperanza en estado puro. Y todo salió, como era de esperar, bien.

Al cabo de dos días de haber visitado a la Nuestra Señora de Kevelaer Peter volvió a caminar.
Es de imaginar que tan milagrosa solución al problema de parálisis del niño tuviera una influencia grande en los creyentes de la zona y que la fama de santidad del lugar se extendiera por toda Alemania.

MADRE SANTÍSIMA DE LA LUZ

4 DE JUNIO

10352790_1420105091601641_815502293639955953_nEsta advocación tiene su celebración cada miércoles anterior a Pentecostes.

El Reverendo Padre Juan Antonio Genovesi, S.J., que residía en la ciudad de Palermo, de la Isla de Sicilia, Italia, deseando tener una imagen de la Santísima Virgen para llevarla en sus misiones y ganar muchas almas para el cielo, se la pedía con insistencia a la misma Santísima Virgen.

Encomendó el asunto a un alma muy privilegiada, a esta persona, que algunos dicen era una religiosa, se le apareció María, manifestando su voluntad que se pintase la Imagen tal y como se le había aparecido, como esta primera pintura no salió del agrado de la Santísima Señora, ofreció la Virgen estar presente a su sierva, a fin de que esta pudiera ir dirigiendo al artista cuando trabajase en la obra, pero el pintor no la vería.

Terminando el Cuadro, sonriendo la augusta Señora, dispuso que se le invocara con el título de Madre Santísima de la Luz, bendijo el Cuadro y aseguró que colmaría de favores a cuantos la honrasen e invocasen bajo tan dulce nombre. Esto pasó en el año de 1722.10302323_1420105361601614_824544153424677001_n

La Madre Santísima de la Luz, Titular de la Santa Iglesia Catedral Basílica y Patrona de toda la Diócesis de León, es una imagen original, realmente hermosa y que incita a devoción.

Esta pintura representa a María llevando en su brazo izquierdo al Niño Jesús, quien tiene en su mano derecha un corazón, y con la izquierda toma otro de un cestillo lleno de corazones que le presenta un ángel arrodillado. La Virgen detiene con su diestra un alma próxima a caer en las fauces de un dragón que representan al pecador y al infierno. Dos ángeles mantienen sobre la cabeza de la Santísima Señora una corona imperial; tres serafines están bajos sus virginales plantas, y otros de cada lado completan el maravilloso Cuadro.


NUESTRA SEÑORA DE HAUT, ALEMANIA

10 DE JUNIO

10442542_1420561554889328_7072488127314098540_n“En el año 1418, Nuestra Señora de Haut, en Henao, restauró a la vida a una mujer joven, de nombre Jane Maillard, que estaba sacando agua de un pozo muy profundo, cuando cayó al fondo. Ella fue llevada a su hogar muerta, pero su madre había recibido una promesa de Nuestra Señora de Haut, y de inmediato dio señales de vida

Cuando la ilustre Santa Isabel de Hungría se enteró de la triste noticia de la muerte de su marido Luis de Turingia, que se embarcó rumbo a Palestina en Otranto, para las cruzadas, recibió al mismo tiempo cuatro valiosas imágenes de la Virgen negra (1231). La princesa buena comparte este tesoro con su amada hija Sophie de Turingia, que se casó con el duque de Brabante, Enrique el Magnánimo, que a su vez lo dejó a su hija Matilda, la condesa de Holanda, quien la dio a la iglesia de San Martín en 1267. La iglesia fue declarada basílica en 1946., una de estas imágenes sagradas se llevó a la aldea de Hal. (HAUT)

Fue una figura de dos metros de altura, tallado de madera, ennegrecida por el tiempo, pero se mantuvo intacta e incorrupta. La Virgen sostiene a su Hijo divino en el brazo derecho y un lirio en la mano izquierda. Ella fue colocada en 1267, en una capilla agraciada. La iglesia atrajo a peregrinos por los milagros que María tuvo a bien hacer.

Durante los disturbios religiosos, cuando los mendigos saquearon iglesias, violado las tumbas, fotos quemadas, las artes y los enemigos de la fe, Olivier Van der Tympel, que les mandó a Bruselas, decidió un día para hacer un intento de Hal.

Llegó por la noche, 10 de julio de 1580, con un destacamento de mendigos, que pusieron sus escaleras sin hacer ruido contra las paredes y halagado de haber sitiado la ciudad. Pero Notre Dame no dormitaba, cuenta la tradición , los ciudadanos de Hal despertaron y corrieron a las murallas. Un Zuick subió la escalera, diciendo que en un cuarto de hora que le cortaría la nariz a la …. de Hal.

– Yo, Risselmann respondió su compañero, me la llevaré a Bruselas, donde atornillada a la plaza principal. Al terminar estas palabras, una bala lo mató.

Es en memoria de este tema que todavía no hace mucho tiempo, el 10 de julio de cada año una procesión que recorre todas las paredes. Por la noche, la gente construye en sus casas unas cabinas pequeñas de color verde, se enciende, y figura grotesca que le dio el nombre de Olivier Van der Myn Tympel Heer. Ellos llamaron a este festival de la escalada de Bruselas.

NUESTRA SEÑORA DEL ROBLE DE CONFLENTI, ITALIA

1888716_1421360368142780_9120907086275698666_nEn 1578 y 1579 se apareció la Santísima Virgen María sobre un viejo Roble a personas diferentes en distintas oportunidades para protección de los habitantes de Conflenti.

Apareció con todo su esplendor, pidió reiteradamente la construcción de una iglesia en su honor y sanó a un joven lisiado a quien se apareció.

También liberó al pueblo de una epidemia de peste, y en general muchos milagros y curaciones se han asociado a Nuestra Señora del Roble de Conflenti a través de los siglos.

MARÍA SANTÍSIMA DE LA FUENTE NUEVA de Monsumanno, Italia

9 DE JUNIO

10427227_1422185021393648_786046265414720366_nLa tradición cuenta que el 9 de Junio de 1602, una pastorcita se hinca a orar delante de la Imagen de la Madonna, y como está sola y es pleno día, se olvida de vigilar al rebaño. Cuando se levanta para regresar a casa, no halla sus ovejas; llorando vuelve al pie de María y le pide con confianza que las regrese.

Alzando los ojos llenos de lagrimas, Jacopina ve a la Imagen animarse: la Madonna mueve sus ojos y extendiendo un brazo le indica donde se ha reunido el rebaño. Y agrega que vaya al castillo y le diga al rector de la Iglesia de San Nicolás que construya una Iglesia donde está el Tabernáculo.

La noticia del hecho se difunde con rapidez, los devotos acuden de muchas partes, tanto que la autoridad comunal y religiosa deciden construir sobre el lugar una pequeña capilla. Cada año, el 9 de junio, la población de Monsummano viene en devota procesión a la “Madonna del llanto” y la devoción popular va creciendo.10363396_1422185094726974_2489035413739726556_n

“El día siguiente que fue el lunes 10 de Junio,” una joven “se arrodilla delante de dicha Madonna y siente en el tabernáculo de dicha Madonna un llanto permanente de un niño, y dicha muchacha miró dentro y no vio nada, aunque el llanto venía de ahí dentro… Espantada la muchacha corre a la casa y Don Casciani., éste la interroga y certifica todo lo dicho.”

En el recuerdo del 7 de julio de 1602 Don Casciani informa de otro prodigio: «Ocurrido el 7 de julio de 1602».

«Recuerdo como esta mañana cuando se desarrollaba la Misa a la Virgen María de repente, en un pedazo de tierra que es de la Iglesia de San Nicolás de Monte Summano comienza a surgir agua buena y en cantidad, y los fieles comenzaron a beber y se dieron cuenta que era buena y fresca; y yo Simone Chasciani Rector de la Iglesia de San Nicolás he bebido por devoción como todo el resto del pueblo».

Desde ese momento, la imagen de Maria es llamada «Madonna de la Fuente Nueva».


VIRGEN DE LA CAPILLA DE JAÉN, ESPAÑA

10 DE JUNIO

10411274_1422570198021797_7397582870944877753_nDesde la conquista de Jaén a los musulmanes en 1246, la ciudad tuvo un marcado carácter fronterizo, lo que motivó continuos ataques y asaltos.

Durante los primeros años del siglo XV, estos asaltos cobraron especial virulencia, lo que motivó que las autoridades rectoras de la ciudad determinaran abandonarla al sentirse desprotegidos ante el poderío de los moros granadinos.

En esta desesperada situación, en la noche-madrugada del sábado 10 al domingo 11 de junio de 1430, se cuenta que ocurrió un hecho extraño y sobrenatural.

Cuatro personas humildes y sencillas, desde cuatro lugares diferentes del llamado “Arrabal de San Ildefonso”, fueron testigos de un extraño cortejo procesional.

Una Señora, vestida con resplandecientes ropajes, presidía una procesión en la que figuraban las cruces parroquiales de la ciudad y una numerosa milicia de hombres de guerra.

La procesión, de la que emanaba una extraña luminosidad, recorrió algunas calles del arrabal, deteniéndose luego a espaldas de la Capilla de San Ildefonso, donde había aparejado un altar en que se ofreció una ceremonia litúrgica entre cantos sobrenaturales. Todo aquello, dicen, se esfumó cuando en los campanarios de la ciudad se escuchó el toque de Maitines.10366180_1422570391355111_3677794985564945032_n

La piedad popular interpretó aquella visión como un prodigioso Descenso de la Virgen María a Jaén. Según el pueblo fiel, la Señora debió de ser la Virgen María, con el Divino Niño en sus brazos, acompañada de San Ildefonso y Santa Catalina y de ángeles y santos.

Y la razón del Descenso no era otra, que la de infundir confianza y fortaleza a los vecinos de Jaén para que resistieran los ataques de los musulmanes del cercano Reino de Granada.

10445122_1422570331355117_4518153368486664758_nCiertamente, desde 1430 a 1492, los jiennenses resistieron con fuerza los sucesivos ataques, que incluso repelieron con éxito.

En la caja fuerte de la Virgen de la Capilla se guardan los documentos auténticos, firmados y sellados, de los testigos que, tres días después del milagro, comparecieron por separado ante tres notarios, coincidiendo todos ellos en la misma descripción de los hechos. El acta notarial ha sido mil veces revisada y comprobada.


VIRGEN DE LOS MILAGROS DE CASALBORDINO, ITALIA

11 de junio

La leyenda cuenta que Alejandro Muzio un devoto campesino de Pollutri el día 11 de junio de 1526 iba, recitando el Rosario, hacia su campo para constatar los daños hechos por el violento granizo que el día 10 había golpeado los alrededores.

10373957_1422943567984460_747298260627667428_nDespués de haber oído el sonido la campana, que avisaba del comienzo de la misa en su pueblo, se arrodilló e hizo esta plegaria con el corazón: “oh! Señor y redentor del genero humano, que descendiste del cielo y te convertiste en humano por tu gloriosisima madre la Virgen Maria Santísima y mi principalisima abogada, por acto de verdadera caridad solo para redimir al género humano, ten compasión de mi, un gran pecador!”.

Esta humilde plegaria del corazón penetró en el cielo y fue escuchada por el Señor. Apenas el viejito pronunciò estas palabras, sintió en lo íntimo de su corazón una paz y una alegría indescriptibles y en el mismo instante se vio envuelto por una luz vivisima, más que la del sol. Esta alegría se acrecentó cuando vio que en medio de la luz estaba la Virgen Santa en persona, vestida de rosa y con manto azul, con un rostro pleno de dulzura y majestad.

Después de un instante, la Virgen con el índice de la mano diestra alzado hacia el cielo, con voz dulce y maternal tomó la palabra dicIendo: “ten coraje, mi hijo; no dudes!… sabe que ayer mi hijo unigénito, por los muchos pecados que cometen cotidianamente los cristianos, había determinado destruir todos con granizo y tempestad. Pero tu, devoto mio, ten ánimo, ve alegremente a tu campo, porque está intacto!… y cuando regreses al pueblo, ve con el sacerdote y dile que predique en la Iglesia y exhorte al pueblo a observar el reposo de los días festivos, pues por muchas veces mi Hijo Divino no castigó la transgresión del tercer mandamiento por el trabajo, y no mandó sobre la tierra granizo, tempestad y grandes vientos”.10288779_1422943597984457_7861497236231336927_n

Cual no fue su maravilla!, que como había dicho la Virgen Santa su campo estaba bello y floreciente, mientras los campos circundantes estaban completamente destruidos!. Sin perder tiempo, salió rápidamente a contar lo sucedido. Y contó al sacerdote Don Mariano Diddonno la maravillosa visión y el mensaje que había dado la Virgen.

Reconocida la autenticidad de la aparición, rápidamente fue erigida una pequeña capilla rural en recuerdo del advenimiento, que fue centro del peregrinaje y de numerosos milagros por invocar a la Maria Santisima Madre de los Milagros, la cual que después fue ampliada hasta alcanzar la forma actual que es el resultado de la restauración ocurrida en el 1824.

La coronación de Nuestra Señora fue realizada el 11 de junio de 1899 con la participación de 200.000 peregrinos. En el año santo 1950 el sumo pontífice Pio XII, con tres cartas apostolicas, daba la mas alta confirmación de la singular importancia del Santuario, proclamando solemnemente el celeste patrocinio de la Virgen de los Milagros sobre la diocesis de Chieti, Ortona y Vasto.


SANTA MARÍA DE MONTALTO, ITALIA

12 de junio

10305171_1423323507946466_2503953028595345320_nEn 1302, la ciudad de Messina estaba a merced del ataque francés. La batalla fue durísima, pero los pero los habitantes de Messina no estuvieron completamente solos para combatir, durante la batalla hizo aparición una majestuosa Dama Blanca sobre la cual los franceses no podían sostener la mirada, fue vista en los puntos de los neurálgicos de la batalla encendiendo velas blancas sobre la muralla que se volvía inatacable, y arqueros invisibles lanzaban flechas que afectaban a las tropas de Carlo de Angiò, por lo que los franceses presos del miedo se batieron en retirada.

Aquélla misteriosa Dama Blanca que lanzaba flechas y defendía la muralla con las velas blancas no era otra que la Madonna, que invocada, acudía en ayuda de su pueblo.1510811_1423323604613123_7654954932486365503_n

Después de esta nueva aparición, asustados los franceses, dejaron el asedio y abandonaron la ciudad. Ese lugar donde apareció la Dama Blanca ha sido un lugar sagrado para los messinesi.

Otra señal que se produce en los últimos meses de guerra fue que algunas galeras procediendo del Sur, inesperada y milagrosamente forzaron el bloqueo y entraron en el puerto para aprovisionar la ciudad, sin que los Franceses pudieran impedirlo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s