OCTUBRE

En construcción. 


Nuestra Señora de la Asunción, Nápoles

02 de octubre

La Catedral de Santa María de la Asunción es el lugar más importante del culto católico en Nápoles. Es una de las mayores basílicas de la ciudad, también el hogar del baptisterio más antigua de Occidente y se encuentra en el lado este de la calle del mismo nombre.

Según la Crónica de Partenope, que data del siglo XIV , allí se construyó el oratorio en honor a Nuestra Madre Celestial, donde Aspreno, primer obispo de la ciudad, decidió establecer el episcopado de Nápoles. A partir del siglo IV nacieron diferentes lugares de culto en la ínsula como la basílica de Santa Restituta, el Baptisterio de San Giovanni in Fonte y varias capillas adyacentes como San Lorenzo, San Andrés y San Esteban.

Hoy en día la iglesia alberga tres veces al año, el rito de la disolución de la sangre de San Genaro .


Nuestra Señora del Lugar (Roma)

03 de Octubre

(ver MADONNA DEL POZZO, 26 de Setiembre)


Nuestra Señora de Vaussivieres

04 de Octubre

Nuestra Señora de Vaussivieres es una advocación que tiene su origen en los montes de Auvernia, cerca de Mont d’Or, en donde hay una imagen que se ha mantenido milagrosamente de las ruinas de Vaussivieres, la cual fue devastada por los ingleses sobre el año 1374. La imagen que ha sido trasladado a la Iglesia de Besse.

Fue durante la época de la Guerra de los Cien Años en el año 1374, cuando el hijo menor del rey Eduardo III de Inglaterra decidió llevar a su ejército de 9.000 hombres para quemar y saquear todo a su paso, para debilitar a los franceses. Cuando llegó a Vassivière dejó sólo un fragmento de la antigua iglesia de pie, a través de él salió de la estatua de la Virgen intacta. No se sabe por qué, con excepción quizás de que ella le inspiraba cierto respeto o tal vez fue milagrosamente.

El hijo del rey inglés terminó pagando caros tdos sus crímenes: un tercio de su ejército murieron en los combates, mientras que otro tercio, incluyendo un mayor número de caballos, murieron de frío, enfermedades y hambre. El resto del ejército que llegó a Burdeos el 24 de diciembre 1373 sucumbió ante la peste bubónica que entonces estaba en su apogeo en la ciudad.

Durante más de doscientos años, la imagen de Nuestra Señora de Vaussivieres permaneció de pie en su lugar en medio de la ruina de su capilla, que ahora se trata como si fuera algún tipo de santuario en carretera frecuentada sólo por los pastores y viajeros. Todo eso cambió en el año 1547 cuando un comerciante de Besse y dos compañeros pasaron por allí. El comerciante era protestante, pero uno de los hombres con él era católico; ambos se detuvieron, el catòlico aprovechó el momento para arrodillarse y rezar ante la estatua de la Virgen, protectora de los viajeros. El comerciante se burló de la Católica por su fe y se negó a reconocer la majestuosidad de la Reina del Cielo y, a causa de su osadía, quedó inmediatamente ciego. Cuando la vista no regresó, él prometió que iba a ser devoto más ferviente de la Santísima Madre si ella sólo tendría piedad de él y volver la vista hacia él. Nuestra Señora le devolvió la vista y aquel comerciante cumplió su promesa, extendiendo la fama de Nuestra Señora de Vaussivieres por todas partes.

Pronto hubiern muchos más milagros reportados y los peregrinos comenzaron a reunirse en gran número en medio de las ruinas de la capilla al aire libre frecuentado por pastores. Como no había un pueblo en el valle con una iglesia no muy lejos de Besse en Chandesse, se decidió que sería un lugar más apropiado trasladar la imagen venerada . Sin embargo , cada vez que la estatua fue trasladada a Besse sería desaparecer, para reaparecer en su nicho en Vassivière. Esto sucedió un total de tres veces antes de que se decidió construir una nueva capilla en Vassivierre, donde la estatua pasaría los veranos cálidos y luego pasar el resto del año en la iglesia de Besse en Chandesse. Y así, a partir del 2 de julio hasta el domingo después del equinoccio de otoño la imagen de Nuestra Señora de Vassivière reside en la aldea de montaña, mientras que el resto del año se puede encontrar en la iglesia de San Andrés en Besse en Chandesse.

El santuario se construyó era pequeño , 24 “por 48 ” , hecho en la forma de una cruz. La imagen de Nuestra Señora de Vaussivieres se muestra detrás de una fuerte reja , rodeado de las velas y exvotos traídos al santuario . En 1648 se contaron 88 milagros auténticos, como los bebés que nacen muertos siendo restaurados a la vida el tiempo suficiente para ser bautizados.

La estatua original fue destruido durante el reinado del terror también conocida como la Revolución Francesa, pero una copia fue más tarde hizo y solemnemente coronado en 1881. Este santuario, así como muchos otros, son centros de peregrinaciones devotas y los milagros obrados por la Virgen en respuesta a las peticiones de devotos y fervientes de sus clientes son innumerables.


NUESTRA SEÑORA DE BUCH, GUIENNE

05 de Octubre

Guienne o Guyenne es una región ubicada al suroeste de Francia, situada en la orilla sur de la bahía de Arcachon . Nuestra Señora de Buch se encuentra en en Guyena. Se cuenta que, sobre el año 1519, el mar arrojó esta imagen en la arena mientras un fraile, estaba orando en nombre de dos buques que se vio en peligro de perecer. Él recibió respetuosamente esta imagen y lo depositó en este lugar, en una pequeña capilla que se construyó allí.

Como la cantidad ed devotos de la Madre iba creciendo, en 1624, el cardenal François de Sourdis autorizó la construcción de una capilla de piedra. Esta pequeña capilla fue enterrado poco a poco por las arenas por lo que se decidió construir uno nuevo que se completó en 1723. La iglesia es conocida como la iglesia de L’ Eglise Notre Dame des pases o Notre -Dame Arcachon. Muchos milagros se han hecho por medio de la devoción a María en el santuario , y la iglesia está dedicada a los marineros que se enfrentan a los canales de entrada en la cuenca de Arcachon.

Hay una cruz alta conocida como la Cruz marineros que se sitúa en el extremo del muelle de la capilla. Construido al mismo tiempo que la construcción de la capilla en 1722, el original fue cortado por una tormenta en 1855 y fue sustituido por el que vemos hoy. Antiguamente era habitual para los marineros para saludar a la cruz con dos explosiones de la sirena de niebla para apelar la protección divina cuando salieron en el océano y daba a sus peligros.


NUESTRA SEÑORA DE TODA AYUDA, o NUESTRA SEÑORA DE LA PLEBE

06 de Octubre

SIN INFORMACION


NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

07 de Octubre

Conocida desde hace varios siglos por el título alternativo de “Nuestra Señora de las Victorias”.

12112263_921505401277867_8114967832303162657_nEsta fiesta fue instituida por el Papa San Pío V, en acción de gracias por la gran victoria naval sobre los turcos en la batalla de Lepanto en este día en el año 1571, un favor otorgado por el rezo del Rosario. Esta victoria salvó a Europa de ser invadida por las fuerzas del Islam.

Lepanto, tal vez la victoria más completa jamás obtenida contra el Imperio Otomano, se conmemora con la invocación “Auxilio de los Cristianos”insertada en la Letanía de Loreto. Luego León XIII añade la invocación “Reina del Santísimo Rosario, ruega por nosotros”, a la Letanía de Loreto.

La celebración es en realidad una gran fiesta de acción de gracias por la señal y un sinnúmero de beneficios otorgado a la cristiandad a través del Rosario de nuestra bendita Madre.

La fiesta se produce una semana después de una celebración bizantina similar a la protección de la Madre de Dios, que la mayoría de los cristianos ortodoxos orientales y católicos orientales celebran el 1º de octubre en memoria de una victoria militar del siglo décimo que protegió Constantinopla contra la invasión musulmana después de una aparición mariana.


NUESTRA SEÑORA DEL BUEN REMEDIO

08 de Octubre

Patrona de la Orden de la Santísima Trinidad.

Los trinitarios (religiosos, religiosas y laicos) veneran, como patrona principal de la Orden a la Virgen del Buen Remedio, cuya solemnidad se celebra el 8 de octubre.
Según cierta tradición, el tercer general de la Orden, Fray Guillermo el Escocés (+1222), fue el primero en inculcar el culto mariano bajo esta advocación. De notar que, en el lenguaje medieval, los verbos «redimere» y «remediare» y los sustantivos «redime» y «remede», tenían un significado similar: redimir, rescatar; rescate, remedio (en su alcance de salvación, liberación).

Esto explica que, en los escritos de los siglos XVI-XVIII, se le den a la patrona los tres títulos: «del Remedio», «del Rescate», «de la Redención».
La representación más antigua hoy conservada es una imagen románica, que perteneció a la primera casa de los trinitarios en Marsella: está la Virgen sentada, con el Niño sobre el brazo izquierdo y con una bolsa de dinero en el derecho. La bolsa es alusiva a una presunta aparición de la Virgen en Valencia a San Juan de Mata para hacerle entrega de una cantidad de dinero que necesitaba con urgencia para concluir un rescate de cautivos.
El Capítulo General de 1230 ratificó la veneración de la Virgen María(sin título preciso) como patrona de la Orden. Es, sobre todo, a partir del siglo XV cuando se desarrolla una creciente atención hacia la Virgen del Buen Remedio (o del Remedio), a cuya advocación se dedican iglesias, altares, cofradías, etc.
El Capítulo General de 1688 mandó venerar a la Virgen como patrona bajo el título «del Remedio», dedicándole en cada convento un altar y celebrando su fiesta el 7 de octubre, con sermón y particular solemnidad.
El 1921, Fray Javier de la Inmaculada, Ministro General, proclama el patronazgo de la Virgen del Buen Remedio sobre toda la Orden; y este dato se incluye en las Constituciones de la Orden de 1933. Con la Carta Apostólica «Sacrarium Trinitatis», del 10 de marzo de 1961, Juan XIII ha dado carácter oficial en la Iglesia a dicho título y patronazgo.
En la Familia Trinitaria, María es vista, por un lado, como modelo y guía de una vida totalmente consagrada a la Trinidad; y, por otro, como modelo, guía y madre providente de un apostolado evangélico orientado a los pobres y a los creyentes perseguidos.
El trinitario la contempla y la abraza en su condición de «trinitaria» cabal y de madre «corredentora» unida a Cristo. Y se confía a su «mediación maternal» para ser configurado con Cristo trinitario-redentor y entregarse al pobre y al oprimido con el espíritu del «Magníficat».
“La bienaventurada Virgen María, Madre del Redentor, es para nosotros modelo de fidelidad y compromiso. En la Familia Trinitaria, la veneramos bajo el título de Madre del Buen Remedio.” (P.V.L.T. 19)


MADONNA DELLA GAMBA o VIRGEN DEL MILAGRO

09 de Octubre

El 9 de octubre de 1440 la Virgen se apareció a Venturina Bonelli, una campesina de 11 años, hija de Andreolo de Bonelli de muy pobre condición económica.

Venturina hacía quince meses que sufría atroces dolores en la pierna izquierda, y el mal empeoraba cada día más, en parte baja, la pierna había perdido sensibilidad y seguía estando viva solamente por un pequeño nervio que unía la rodilla con la tibia.

Un día de octubre la madre la llevó de Desenzano a la fracción de Comenduno para ser nuevamente curada, pero los médicos propusieron como único remedio la amputación de la pierna ante la gravedad del cuadro.

La madre de la muchacha se opuso y, mortificada por la pobreza y trastornada por el dolor, ella carga a la muchacha sobre los hombros y toma el camino de vuelta para Desenzano.

Al rato de caminar con la hija alzada, vencida por el dolor y el cansancio, se detiene en la iglesia de San Pietro, en la mitad del camino entre Desenzano y Comenduno. La muchacha se esmera en confortar a su madre, y juntas se reconfortan en Dios y en la Virgen.

Mientras tanto desciende la noche y la madre sale sola de la iglesia para recoger hierbas. Pero se le aparece un animal de color negro y con cuernos, que le causa un gran susto y le arranca un pedazo del vestido, dejándolo caer en un campo no lejos de la iglesia.

A continuación, y luego de un tiempo prudencial de espera, la madre reanuda el camino con la muchacha sobre los hombros e informa lo que había sucedido cuando llego a su casa.

Eran casi las diez de la noche entre el 8 y 9 de octubre, y el dolor no le daba paz a Venturina. De repente ve algo fuera de lo común y va arrastrándose hasta la puerta de la casa, allí ve en el cielo una gran luz y se sorprende. En medio de ella se acerca una Dama de aspecto muy noble, que le dice que se levante y se descubra la pierna enferma.

Venturina quedó inmóvil por la sorpresa. Entonces la Dama pasó su mano sobre la pierna, sobre el pie, sobre los dedos, sacó de entre su ropa un paño blanco, lo desenrolló, tomó un poco de tierra, la amasó con su saliva, y lo puso sobre la pierna enferma.

Después le ordena a la muchacha que el día siguiente al salir el sol, vuelva al campo donde el animal había dejado caer el pedazo arrancado de la ropa de su madre, lo recobre y lo lance al osario del cementerio. Y además pide que allí , donde ellas están, se construya una iglesia y en ella fuese pintada la imagen de ella y de su hijo, y que diese a conocer el milagro que realizó en los alrededores

Venturina le dice que la condición de la pierna no le permite hacer todo esto. La Virgen le responde: “no temas, serás curada enteramente”. Y fue realmente así, como el Madonna había dicho.

Cuando se hizo de día, sucedió lo dicho y fue confirmada por todos los vecinos la cura milagrosa.

Como testimonio del milagro y ante el pedido de la Virgen a Venturina Bonelli que sobre la ladera que domina la iglesia parroquial de San Pietro la población se dispone a construir una capilla. En poco tiempo la gente de Desenzano, Comenduno y Albino contribuye para la capillita para satisfacer el deseo de la Virgen.

En 1468 se completó la primera construcción. Sobre el 1579 el lugar donde hubo la aparición se transformó en una capilla más grande. El primer Santuario se construyó en 7 años (1592-99), y se terminó el actual en torno al 1740.


NUESTRA SEÑORA DEL PILAR

12 de Octubre

La tradición, tal como ha surgido de unos documentos del siglo XIII que se conservan en la catedral de Zaragoza, se remonta a la época inmediatamente posterior a la Ascensión de Jesucristo, cuando los apóstoles, fortalecidos con el Espíritu Santo, predicaban el Evangelio. Se dice que, por entonces (40 AD), el Apóstol Santiago el Mayor, hermano de San Juan e hijo de Zebedeo, predicaba en España. Aquellas tierras no habían recibido el evangelio, por lo que se encontraban atadas al paganismo. Santiago obtuvo la bendición de la Santísima Virgen para su misión. Esta aparición ocurre estando todavia entre nosotros la Madre Bendita.
Los documentos dicen textualmente que Santiago, “pasando por Asturias, llegó con sus nuevos discípulos a través de Galicia y de Castilla, hasta Aragón, el territorio que se llamaba Celtiberia, donde está situada la ciudad de Zaragoza, en las riberas del Ebro. Allí predicó Santiago muchos días y, entre los muchos convertidos eligió como acompañantes a ocho hombres, con los cuales trataba de día del reino de Dios, y por la noche, recorría las riberas para tomar algún descanso”.
En la noche del 2 de enero del año 40, Santiago se encontraba con sus discípulos junto al río Ebro cuando “oyó voces de ángeles que cantaban Ave, María, gratia plena y vio aparecer a la Virgen Madre de Cristo, de pie sobre un pilar de mármol”. La Santísima Virgen, que aún vivía en carne mortal, le pidió al Apóstol que se le construyese allí una iglesia, con el altar en torno al pilar donde estaba de pie y prometió que “permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio”.
Desapareció la Virgen y quedó ahí el pilar. El Apóstol Santiago y los ocho testigos del prodigio comenzaron inmediatamente a edificar una iglesia
en aquel sitio y, con el concurso de los conversos, la obra se puso en marcha con rapidez. Pero antes que estuviese terminada la Iglesia, Santiago ordenó presbítero a uno de sus discípulos para servicio de la misma, la consagró y le dio el título de Santa María del Pilar, antes de regresarse a Judea. Esta fue la primera iglesia dedicada en honor a la Virgen Santísima.
El Papa Clemente XII señaló la fecha del 12 de octubre para la festividad particular de la Virgen del Pilar, pero ya desde siglos antes, en todas las iglesias de España y entre los pueblos sujetos al rey católico , se celebraba la dicha de haber tenido a la Madre de Dios en su región, cuando todavía vivía en carne mortal.

Tres rasgos peculiares que caracterizan a la Virgen del Pilar y la distinguen de las otras:
1- Se trata de una venida extraordinaria de la Virgen durante su vida mortal. A diferencia de las otras apariciones la Virgen viene cuando todavía vive en Palestina: ¨Con ninguna nación hizo cosa semejante”, cantará con razón la liturgia del 2 de enero, fiesta de la Venida de la Virgen.
2- La Columna o Pilar que la misma Señora trajo para que, sobre él se construyera la primera capilla que, de hecho, sería el primer Templo Mariano de toda la Cristiandad.
3- La vinculación de la tradición pilarista con la tradición jacobea (del Santuario de Santiago de Compostela). Por ello, Zaragoza y Compostela, el Pilar y Santiago, han constituido dos ejes fundamentales, en torno a los cuales ha girado durante siglos la espiritualidad de la patria española.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s