Lobos disfrazados de corderos. Los DenzingerBergoglio.

Lobos disfrazados de corderos. Los DenzingerBergoglio.

Sin título


Admiro tanto tanto a DenzingerBergoglio.com que no resisto la tentación de parecerme a ellos siquiera una vez en la vida. Así que aunque sea por un instante de mi vida jugaré a saber tanto de Teología como para otorgarme el placer y el derecho de cuestionar los dichos de un Santo Padre.

A ver, a ver…. A quien elegiré, es muy difícil…. ¡Ah! ¡San Pedro! Que Dios me ampare y el Espíritu Santo me ilumine para hacerlo tan bien como ellos. Que no quiero fallar a mi soberana inteligencia.

(Recordamos a los lectores el modo irónico ON; NO SULFURARSE. Que todo esto tiene un punto)

Si, si, entonces, para respetar el formato DenzingerBergoglio, primero la cuestion primordial del debate Teológico:


Ser buen ejemplo parece que alcanza para la gloria imperecedera….

Tanto ha hablado nuestra doctrina sobre la necesidad la guía pastoral para los laicos y de su función indispensable para una vida espiritual correcta. Pero sl parecer San Pedro cree que con ser buen ejemplo basta, y basta lo suficiente como no tocar asuntos privados de los laicos. (Tenga en cuenta el publico lector que no soy tan docta como los DenzingerBergoglio, por lo cual seré breve). Pero ¿Será que desde el principio no sería así? Nuestro Sumo Pontífice San Pedro parece creer que con ser buen ejemplo es bastante para alcanzar la Gloria imperecedera. Pues así nos lo dice en 1Pe 5, 2-4. Veamos:

Sin título


Sin títuloLo usual es que, siguiendo el formato DenzingerBergoglio, no solo desplegara a lo largo de paginas enteras todas las justificaciones habidas y por haber contenidas en los dos siglos de doctrina de la Iglesia, para refutar lo que dice San Pedro. Que dicho así, sacado totalmente de contexto, por supuesto sería escándalo. Pero como no soy DenzingerBergoglio.com, seré honesta con mis lectores, y pondré a continuación la frase que sigue inmediatamente despues en la carta, primordial para la comprensión de ese párrafo.. Fíjense:

Sin título

O sea, no solo por seguir su buen ejemplo, sino también por respetar jerarquías, y confiar en los pastores. Someterse a ellos en la humildad. Y cuando dice “descarguen en él sus inquietudes” ¿A qué creen que se refiere? Dirección espiritual, ya que no será Dios mismo quien venga en persona a hablarles.


Sé que me ha salido mal este ensayo de jugar a DenzingerBergoglio, pero no soy teóloga. Aunque sí prueba lo que quiero demostrar. Espero realmente que comprendan hacia donde va mi punto. Una frase sacada de contexto para ironizar, viene muy bien a quien quiera cometer la maldad de difamar a una persona por sus dichos. Esto es lo que hace la pagina DenzingerBergoglio.com constantemente.

Si yo no estuviera mínimamente informada sobre la doctrina, estas personas podrían causar a mi vida un daño tal vez irreparable, dañando en mi la imagen de PADRE que todo católico debe tener del Sumo Pontífice, pues es la autoridad que Dios nos ha puesto en la tierra para dirigir su Iglesia, sea Pedro, Juan Pablo o Francisco, en tanto haya sido elegido por el Espíritu Santo, a través del Colegio de Cardenales.

Jamás dudaré de mi Santo Padre, porque no le es lícito a ningún católico que se precie de tal, dudar del Santo Padre. ¿Cuáles son mis fundamentos? Podría citar mucho material aqui, perteneciente a los dogmas que establecen la obediencia al Sumo Pontífice, a la infalibilidad del Papa, a la sucesión apostólica, las obligaciones de los laicos. Pero me basta a mí, y creo que a ustedes tambien les bastará, este item del Catecismo de la Iglesia Catolica:

862 “Así como permanece el ministerio confiado personalmente por el Señor a Pedro, ministerio que debía ser transmitido a sus sucesores, de la misma manera permanece el ministerio de los Apóstoles de apacentar la Iglesia, que debe ser ejercido perennemente por el orden sagrado de los obispos”. Por eso, la Iglesia enseña que “por institución divina los obispos han sucedido a los apóstoles como pastores de la Iglesia. El que los escucha, escucha a Cristo; el que, en cambio, los desprecia, desprecia a Cristo y al que lo envió” (LG 20).

Que como vale para los obispos, imagínense con el Sumo Pontífice- el que, en cambio, los desprecia, desprecia a Cristo y al que lo envió-

Y sometidos en obediencia absoluta a este otro item que les dejo a continuación, que todos debemos conocer muy bien, con respecto a los pecados contra el Primer mandamiento:

2088 El primer mandamiento nos pide que alimentemos y guardemos con prudencia y vigilancia nuestra fe y que rechacemos todo lo que se opone a ella. Hay diversas maneras de pecar contra la fe:

La duda voluntaria respecto a la fe descuida o rechaza tener por verdadero lo que Dios ha revelado y la Iglesia propone creer. La duda involuntaria designa la vacilación en creer, la dificultad de superar las objeciones con respecto a la fe o también la ansiedad suscitada por la oscuridad de esta. Si la duda se fomenta deliberadamente, puede conducir a la ceguera del espíritu.

2089 La incredulidad es el menosprecio de la verdad revelada o el rechazo voluntario de prestarle asentimiento. “Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma;apostasía es el rechazo total de la fe cristiana; cisma, el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos” (CIC can. 751).

Hermanos míos, todo esto que acabo de citar es pecado que puede convertirse en grave si nuestras dudas con respecto a la autoridad y dignidad del Sumo Pontífice terminan agrediendo la caridad para con nosotros mismos, apartándonos de la fe, o para con otros hermanos, pecado mucho más grave, por inducirlos a abandonar esta obediencia.

Esto es lo que hace la página DenzingerBergoglio. Pero ¿Quiénes son? Se llaman a si mismos sacerdotes católicos, sin embargo no se puede probar, porque trabajan en anonimato. Ellos creen estar embarcados en un acto heroico. Por lo cual justifican su anonimato en que no quieren ser prohibidos para refutar los dichos de Francisco a gusto y como les plazca.

He investigado en fuentes mucho más que seguras donde se sabe a ciencia cierta que son fervientes adeptos de la Fraternidad Sacerdotal San Pio X. Es decir, lefevristas. Si no lo son, pues… quien me acusará de infamia, si nadie dirige la página…. Sin embargo presentan todos los síntomas de este cisma. Caso contrario los invitamos a dar sus nombres, y a explicarnos esta vergüenza que, sepan, puede causar daño, y mucho. Y lo digo con todo el derecho que me concede haber estado expuesta a sus mentiras.

Infamia, para los que no saben, porque esta Fraternidad ha sido expulsada de la Iglesia por desobediencia. No quieren aceptar el Concilio Vaticano II, y no han querido someterse a la autoridad de los Papas postconciliares. Llamados muchas veces al orden por los Sumos Pontífices desde entonces, no han querido ceder, y su fundador, Marcel Lefevre, tristemente murió excomulgado, junto con otros obispos seguidores suyos.

No hubiera escrito este artículo si no me lo pidiera la conciencia y la caridad. Porque veo que se pierden almas, las de ellos, que necesitan de nuestra corrección fraterna, y las de los lectores, posibles víctimas de sus embustes.

Hermanos lefevristas, todavía tienen tiempo. Sométanse a la autoridad de Roma, que serán bienvenidos. Rezamos por ustedes, intensamente.

Autor: Elisa Shejtman

(Ante cualquier error dogmático cometido, pedimos a los sacerdotes amigos que nos corrijan).

Anuncios
Letanías de reparación al Sagrado Corazón de Jesús

Letanías de reparación al Sagrado Corazón de Jesús

Letanía de reparación

Esta Letanía de Reparación al Santísimo Sacramento, se puede hacerse en una Exposición, con motivo de una Visita, o en cualquier otro momento o lugar.

single44

Está pensada para hacerse a coro, entre un Director y el grupo que responde.

Señor, ten piedad
Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad
Señor, ten piedad

En este primer grupo de invocaciones, los fieles responden: TEN PIEDAD DE NOSOTROS

Dios Padre Misericordioso
Ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Camino, Verdad y Vida para el hombre,
Ten piedad de nosotros
Santísima Trinidad, un solo Dios,
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Amor oculto de Dios
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Vida Divina para los Hijos de Dios
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Semilla de Eternidad
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Multiplicada en el Altar para dar Vida al Mundo
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Que has acampado entre los tuyos y no Te reciben
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Levadura de Unidad entre los que conocen tu Evangelio
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Aniquilada sobre el Altar para dar fortaleza a los Humildes
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Ultrajada por las blasfemias de los hombres
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Desconsiderada por los soberbios
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Profanada por los impíos
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Abandonada por los impíos
Ten piedad de nosotros
Sagrada Hostia, Víctima de Reparación por los pecados del Mundo
Ten piedad de nosotros

En las siguientes peticiones se responde: PERDÓN, SEÑOR, PERDÓN

Por todas las blasfemias contra el Santo Nombre de Dios,
Perdón, Señor, perdón.
Por la profanación de los Domingos,
Perdón, Señor, perdón.
Por las faltas de respeto y devoción en tu Santo Templo,
Perdón, Señor, perdón.
Por la degradación de la Liturgia en tu Tanto Servicio,
Perdón, Señor, perdón.
Por la pérdida del espíritu de Adoración,
Perdón, Señor, perdón.
Por la frialdad con que te tratan muchos Sacerdotes,
Perdón, Señor, perdón.
Por la falta de “apetito” hacia el Pan de la Vida,
Perdón, Señor, perdón.
Por la indiferencia de los que a diario pasan por delante de tu Santo Templo,
Perdón, Señor, perdón.
Por los sacrilegios con que se profana el Sacramento del Amor,
Perdón, Señor, perdón.
Por tantas Comuniones indignas,
Perdón, Señor, perdón.
Por el abandono de tantos Sagrarios en los que Tú nos esperas,
Perdón, Señor, perdón.
Por las infidelidades de aquellos que se alimentan de Ti,
Perdón, Señor, perdón.
Por los que viven alejados de la Única Iglesia que Tú fundaste,
Perdón, Señor, perdón.
Porque no te amamos con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, con todas nuestras fuerzas,
Perdón, Señor, perdón.
Porque no amamos a nuestros hermanos como Tú nos amas,
Perdón, Señor, perdón.
Porque no tenemos deseos de Perfección,
Perdón, Señor, perdón.
Por tu amarga tristeza al ver la pérdida de tantas almas,
Perdón, Señor, perdón.
Por tu Pasión Eucarística,

Perdón, Señor, perdón.

A continuación se responde: TE ROGAMOS ÓYENOS

Nosotros, pecadores,
Te rogamos óyenos.
Que nos perdones,
Te rogamos óyenos.
Que nos hagas conocer tu Amor por nosotros en el Santísimo Sacramento,
Te rogamos óyenos.
Que nos concedas vivir en Ti, por Ti, de Ti, y para Ti, a los que nos alimentamos de tu Cuerpo y de tu sangre,
Te rogamos óyenos.
Que nos permitas ser testigos de tu Amor Sacramentado,
Te rogamos óyenos.
Que te dignes aceptar nuestra humilde reparación por el Inmaculado Corazón de María, la Primera Reparadora.
Te rogamos óyenos.

Para finalizar:

Cordero de Dios, que quitas los pecados del Mundo,
Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del Mundo,
Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del Mundo,
Ten piedad de nosotros.

ORACIÓN

“Oh Jesús, que eres golpeado en nuestras Iglesias a manos de Satanás, te adoro en toadas las Partículas esparcidas, y destrozadas. Tómame por tu Sagrario, por tu Trono, por tu Altar. Me reconozco indigno de ello. Mas Tú quieres estar entre los que te aman, y yo te amo por mí y por quien no te ama. Que el dolor me empurpure como de sangre, a fin de que llegue a ser digno ornamento para recibirte a Ti, que quieres ser semejante a nosotros en esta hora del poder de las tinieblas. Que mi amor sea lámpara que arda delante de Ti, Santísimo, y mi holocausto, incienso” – Así sea.

Invocación final

BENDITO, ALABADO, ADORADO Y AMADO SEAS POR SIEMPRE, JESÚS, EN LOS CORAZONES DE LOS HOMBRES QUE TU CREASTE.

Cántico final

“Oh Jesús, que eres golpeado en nuestras Iglesias a manos de Satanás, te adoro en toadas las Partículas esparcidas, y destrozadas. Tómame por tu Sagrario, por tu Trono, por tu Altar. Me reconozco indigno de ello. Mas Tú quieres estar entre los que te aman, y yo te amo por mí y por quien no te ama. Que el dolor me empurpure como de sangre, a fin de que llegue a ser digno ornamento para recibirte a Ti, que quieres ser semejante a nosotros en esta hora del poder de las tinieblas. Que mi amor sea lámpara que arda delante de Ti, Santísimo, y mi holocausto, incienso” – Así sea.

Invocación final

BENDITO, ALABADO, ADORADO Y AMADO SEAS POR SIEMPRE, JESÚS, EN LOS CORAZONES DE LOS HOMBRES QUE TU CREASTE.

Cántico final

DOCUMENTO DESCARGABLE

Word 2

Fuente: Amistad en Cristo, Nuevo Amanecer  http://amistadencristo.org/letania-de-reparacion/

Oración diaria para el mes del Sagrado Corazón de Jesús.

Oración diaria para el mes del Sagrado Corazón de Jesús.

gloria amor y reparacion

ORACIÓN PREPARATORIA

¡Oh Dios, que por medio del corazón de tu Hijo, herido por nuestras culpas, te dignas, en tu misericordia infinita, darnos los tesoros de tu amor!; te pedimos nos concedas que, al presentarle el devoto obsequio de nuestra piedad, le ofrezcamos tambien el homenaje de una digna satisfacción. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén

ACTO DE CONFIANZA EN EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

¡Oh Corazón de Jesus, Dios y hombre verdadero, refugio de los pecadores y esperanza de los que en Vos confían!; Vos nos decís amablemente: Vengan a mí; y nos repetís las palabras que dijiste al paralitico: Confía, hijo mio; tus pecados te son perdonados, y a la mujer enferma: Confía, hija; tu fe te ha salvado, y a los apóstoles: Confíen, yo soy; no teman.
Animado con estas tus palabras, acudo a Vos con el corazón lleno de confianza, para decirte sinceramente y de los más intimo de mi alma: ¡Corazón de Jesús, en vos Confío!
-En mis alegrías y tristezas, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En mis negocios y empresas, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En mis prosperidades y adversidades, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En las necesidades de mi familia, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En las tentaciones del demonio, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En las instigaciones de mis propias pasiones, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En las persecuciones de mis enemigos, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En las murmuraciones y calumnias, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En mis enfermedades y dolores, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En mis defectos y pecados, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En la santificación y salvación de mi alma, Corazón de Jesus, en vos confío.
-Siempre y en toda ocasión, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En vida y muerte, Corazón de Jesus, en vos confío.
-En tiempo y eternidad, Corazón de Jesus, en vos confío.

ORACIÓN FINAL

Corazón de mi amable Jesus, confío y confiaré siempre en tu bondad; y, por el corazón de tu Madre, te pido que no desfallezca nunca esta mi confianza en Vos, a pesar de todas las contrariedades y de todas la pruebas que Vos quisieras enviarme, para que, habiendo sido mi consuelo en vida, seas mi refugio en la hora de la muerte y mi gloria por toda la eternidad. Amén.

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS.

¡EN VOS CONFÍO!