“San Nicolás es ahora Caná de Galilea” – Homilía de Mons. Cardelli a las 00 hs. en la primera Misa en San Nicolás.

“San Nicolás es ahora Caná de Galilea” – Homilía de Mons. Cardelli a las 00 hs. en la primera Misa en San Nicolás.

Homilía del señor Obispo
del 24 de setiembre de 2015
en el campito de la Virgen
Misa de la 0.00 hora .

El Dios de la Misericordia, en su infinito designio de amor, envió a su divino hijo Jesús para que haciéndose nuestro hermano, nos diera la posibilidad de ser adoptados por el Padre Dios como a sus hijos.
Invitó a María para que fuera la madre de su divino Hijo, que tomando nuestra naturaleza, por su encarnación, nos hizo partícipes de la suya, por su Redención.
Vivió con nosotros y nos habló como palabra, no sólo pronunciada, sino también traducida en vida, en verdad y camino para facilitarnos entenderla y en modo especial, practicarla.
La primera oyente y portadora de ese Verbo de Dios fue María, que divide la historia sagrada del antes de la espera, al ahora de gozar de su presencia y aprender de su modo de vivirla, no se trató de adaptarla a nuestra vida, sino de adaptar nuestra vida a ella. Dijo Jesús: mi madre y mis hermanos son aquellos que escuchan y practican la Palabra de Dios.
María fue la portadora, la testigo en el modo de vivirla y la maestra, la catequista para enseñarnos a nosotros a incorporarla en nuestras vidas.

A partir de las Bodas de Caná, aún en su condición de discípula, comienza haciendo docencia; ya no era ella sólo la depositaria, sino la gran aprendiz, de tal modo que gozaba de la autoridad de su propio hijo, Quien no pudo evadir obedecerla, cuando nos dijo “¡Hagan lo que Él les diga!”. Ella supo que Él era el camino que debíamos seguir y además sabía que de no seguirlo corríamos el peor riesgo de nuestra vida, porque nuestros pasos perderían el rumbo y nos precipitaríamos a los más profundo de nuestra ruina.
Ahora su misión de mediadora de todas las gracias la ejerce no sólo a lo largo del Nuevo Testamento, sino que nosotros tenemos la alegría de saber que eligió este bendito lugar para seguir haciéndolo desde aquí. Nosotros somos hoy quienes escuchamos y recibimos ese último consejo maternal que nos dejó en el Evangelio, a fin de que procedamos a actuar según esa enseñanza, que aún respetó Jesús, su hijo divino, que fue enviado a cumplir la voluntad de su Padre, ahora sabiamente interpretada por su madre de la tierra: y Jesús obedeció y ordenó a los mozos a proceder, porque era necesario que la fiesta no se apagara por falta de vino nuevo que Él tenía reservado para hacer de nuestra vida temporal el adelanto de la fiesta del Reino anticipado aquí en esta vida.

Hoy somos nosotros, hermanos, quienes recibimos este pedido de Ella, la fiesta del Reino no debe posponerse por más tiempo, los invitados a la boda están desanimados y tristes por la falta del vino nuevo y comienzan a buscar la alegría donde está la tristeza, el dolor, la muerte!
El materialismo, la persecución, la guerra, el apetito desordenado de poder, la ambición desmedida de riqueza y de placer son grietas por donde se escurre el vino nuevo que fortalece y celebra la vida.
Cambiemos el rumbo de nuestra historia desgastada por estos males. Donde haya materialismo, pongamos los valores del Evangelio.
Donde haya persecución, pongamos diálogo, comprensión y amor.
Donde haya guerra, pongamos paz.
Donde haya poder, pongamos servicio.
Donde haya ambición de riqueza y placer, pongamos conciencia de que valemos mucho más que las tentaciones que nos esclavizan.
Hoy solamente el Evangelio puede darnos respuestas a tanto dolor.
Hoy solamente a través de los que creemos y vivimos este compromiso vendrá la alegría y se hará presente el Reino de Dios.

Queridos jóvenes, matrimonios, familias, consagrados, comunidades cristianas, María se manifiesta para animarnos a llevar adelante lo que Jesús nos pide.
Esta el la razón por la cual estamos hoy aquí, porque San Nicolás es ahora Caná de Galilea y Ella está aquí con Jesús, nos falta el vino y para poder recuperar la fiesta debemos hacer lo que nos dice.
Abramos el corazón a lo que Jesús, obediente a su madre, nos dice hoy. Brindemos con ese vino nuevo que el Señor nos convida y hagamos de nuestra vida la fiesta del Reino donde sobresalen aquellas conductas que nos adelantan aquí las alegrías que todos estamos llamados a vivir eternamente en el Cielo!
Gracias, María, por tu docencia; gracias, por tu amor materno; gracias, por venirte hasta aquí y poder celebrar con alegría este nuevo aniversario de tu cercanía!!!

Mons. Héctor Cardelli
Obispo de San Nicolás

Les adjuntamos este enlace con las fotos de la primera celebración de anoche en San Nicolas.

https://www.facebook.com/profile.php?id=100006378545807&sk=photos&collection_token=100006378545807%3A2305272732%3A69&set=a.1571177519771518.1073741868.100006378545807&type=3

Himno a Maria del Rosario de San Nicolás  -Letra y musica.

Himno a Maria del Rosario de San Nicolás -Letra y musica.

Bueno, nos vamos preparando ya para cantarle a Nuestra Reina. Que faltan pocos dias para su fiesta. Y Ella bien lo merece. Por si no lo saben todavía aca se los dejamos para que lo repasen.


Ruega por nosotros       

Dulce madre nuestra        

Virgen del Rosario            

De San Nicolás           


Salve Madre de la Iglesia

oh Corazón de María
Dios Padre quiso engendrarte
con santa sabiduría.

Ruega por nosotros …      

Eres faro de esperanza
de quien busca cada dia
encontrar en ti la estrella
para caminar su vida.

Ruega por nosotros…       

Eres tu la Inmaculada
llena de gracia divina,
que a tus hijos pecadores
vida y perdón comunicas

Ruega por nosotros …      

El Espíritu te enseña
a ser el camino y guía
para que el mundo comience
a buscar la paz perdida.

Ruega por nosotros …      

Santa madre de Jesús
Señora Virgen María
borra la ceguera al hombre
danos la eterna alegría.

Ruega por nosotros …      

Danos paz y amor fraterno
saca el odio de esta vida
no nos dejes de tus manos
sálvanos Virgen María

Ruega por nosotros … 

¡VIVA MARÍA!

Novena a Nuestra Señora del Rosario de San Nicolas

Novena a Nuestra Señora del Rosario de San Nicolas

Nuestra Señora del Rosario de San Nicolas pide en uno de sus mensajes que la novena se inicie el 17 de cada mes para terminar el 25. Pero empezando el 16 en la Víspera del 17 tambien entra dentro de lo que pide Nuestra Señora. Sobre todo para que quienes peregrinen el 25 de Septiembre al Santuario de San Nicolas puedan ir ya con su novena terminada el 24 a la tarde, víspera del 25. Si esto no es correcto por favor quien tenga información más precisa nos corrige.

El Santuario de Nuestra Señora del Rosario de San Nicolas publica la Novena que pertenece a la advocación original de nuestra Señora del Rosario. Y esa es la que estamos publicando.

Les dejamos la versión para imprimir.

Finalmente, como lo hicimos el año pasado, el 25 próximo peregrinamos a San Nicolas a la fiesta de Señora del Rosario, llevando con nosotros las necesidades e intenciones de todos ustedes, las cuales dejaremos a los pies de nuestra generosa y maternal Madre Santísima, María del Rosario de San Nicolas.


NOVENA A NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

ORACIÓN PREPARATORIA

¡Oh Madre y clementísima Virgen del Rosario! Vos que plantasteis en la Iglesia, por medio de vuestro privilegiado hijo Domingo, el místico árbol del Santo Rosario, haced que abracemos todos tu santa devoción y gocemos su verdadero espíritu; de suerte que aquellas místicas rosas sean en nuestros labios y corazón, por los pecadores medicina y por los justos aumento de gracia. Amén.

Consideración del día
Pedir aquí con confianza la gracia que se desea obtener con esta novena.

PRIMER DÍA
“Dios te salve”. ¡Cuanto mi alma se alegra, amadísima Virgen, con los dulces recuerdos que en mi despierta esta salutación! Se llena de gozo mi corazón al decir el “Ave María”, para acompañar el gozo que llenó Vuestro espíritu al escuchar de boca del Ángel, alegrándome de la elección que de Vos hizo el Omnipotente para darnos el Señor. Amén.

ORACIONES FINALES

Rezar tres Avemarías y Glorias en reverencia a
las tres prerrogativas de la Santísima Virgen:

Hija de Dios Padre,
Madre de Dios Hijo y
Esposa de Dios Espíritu Santo.

¡Oh Santísima Virgen, Madre de Dios, dulce refugio y consuelo piadoso de todos los afligidos! Por aquella confianza y autoridad de Madre con que podéis presentar nuestros ruegos al que es árbitro soberano de nuestro bien empeñad una y otra en favor nuestro. Conseguidnos el reformar con el Santo Rosario nuestras vidas, estudiando en tan dulce libro la fiel imitación de vuestro Hijo Jesús, hasta que podamos adorarlo y amarlo por todos los siglos de los siglos. Amén.


SEGUNDO DÍA
¡”María” nombre santo! Dignaos, amabilísima Madre, sellar con vuestro nombre el memorial de las súplicas nuestras, dándonos el consuelo de que lo atienda benignamente vuestro Hijo Jesús, para que alcancemos aburrimiento grande a todas las vanidades del mundo, firme afición a la virtud, y ansias continuas de nuestra eterna salvación. Amén.

TERCER DÍA
“Llena eres de gracia”. ¡Dulce Madre! Dios os salve, María, sagrario riquísimo en que descansó corporalmente la plenitud de la Divinidad: a vuestros pies se presenta desnuda mi pobre alma, pidiendo la gracia y amor de Dios, con el que fuisteis enriquecida, haciéndote llena de virtud, llena de santidad, y llena de gracia. Amén.

CUARTO DÍA
“El Señor es contigo”. ¡Oh, Santísima Virgen! Aquel inmenso Señor, que por su esencia se halla con todas las cosas, está en Vos y con Vos por modo muy superior. Madre mía venga por Vos a nosotros. Pero ¿como ha de venir a un corazón de tan poca limpieza, aquel Señor, que para hacernos habitación suya, quiso con tal prodigio, que no se perdiese, siendo Madre vuestra virginidad? ¡Oh! muera en nosotros toda impureza para que habite en nuestra alma el Señor. Amén.

QUINTO DÍA
“Bendita Tu eres entre todas las mujeres” Vos sois la gloria de Jerusalén: Vos la alegría de Israel: Vos el honor del pueblo santo de Dios. Obtenga por vuestra intercesión nuestro espíritu la más viva fe, para considerar y adorar con vuestro santo Rosario las misericordias que en Vos y por Vos hizo el Hijo de Dios. Amén.

SEXTO DÍA
“Bendito es el fruto de tu vientre Jesús”. Lloro, oh Madre mía, que haya yo hecho tantos pecados, sabiendo que ellos hicieron morir en cruz a vuestro Hijo. Sea el fruto de mi oración, que no termine nunca de llorarlos, hasta poder bendecir eternamente aquel purísimo fruto de vuestro vientre. Amén.

SEPTIMO DÍA
“Santa María, Madre de Dios”. No permitáis se pierda mi alma comprada con el inestimable precio de la sangre de Jesús. Dadme un corazón digno de Vos, para que amando el recogimiento, sean mis delicias obsequiaros con el santo Rosario, adorando con él a vuestro Hijo, por lo mucho que hizo para nuestra redención, y por lo que os ensalzó, haciéndote Madre suya. Amén.

OCTAVO DÍA
“Ruega por nosotros pecadores”. ¡Madre de piedad! A Vos solo dijo aquel Rey soberano de la gloria: Vos sois mi Madre. Alcanzadme humildad y plena confianza, dispuesto de este modo, con el auxilio de Dios, a recibir los favores de la Divina misericordia, por los méritos de vuestro Hijo y Redentor nuestro. Amén.

NOVENO DÍA
“Ahora, y en la hora de nuestra muerte”, estamos siempre expuestos a perder la gracia de Dios. Haced que no se aparte de mi memoria al último momento de la vida, que habrá de ser decisivo de mi eterna suerte. ¡Oh Madre de piedad! concededme el consuelo de morir bajo la vuestra protección y en el amor de mi Jesús. Amén.


Para la versión descargable Click en la imagen:

Word 2

FUENTE: Santuario Maria del Rosario de San Nicolas

http://www.virgen-de-san-nicolas.org/anovvros.asp

MÁQUINA DE MARAVILLAS, O EL ROSARIO REZADO DE VERDAD

Yo entiendo el Rosario de esta forma: Jesús y María, que desean nuestra contemplación, se nos hacen los encontradizos en la recitación. El Rosario verdadero no es el Rosario de recitación, sino el de contemplación. Es muy santa la oración vocal y la recitación: pero el Rosario no es eso. El Rosario es una oración más mental que vocal; y por ello, más que hablar, es escuchar, y sabed que escuchar viene de auscultare, y que me peguen los médicos si lo que se ausculta no es el corazón. Nosotros, el Corazón de Jesús y el Corazón de María.

PARA UNA VERSIÓN IMPRESA, CLICK EN LA IMAGEN:

Word 2

O LOS DEJO CON DON MIGUEL:

soycurayhablodejesucristo

En octubre de 2013, Casablanca Comunicación (Salamanca) me publicó este artículo, que, en papel o en electrones, ha dado muchas vueltas por el mundo, gracias a la generosidad de Casablanca. Celebrando hoy nuestra Señora del Rosario, es el momento de corregir el error que cometí al pubicarlo en el blog, porque lo hice solamente en el menú Las glorias de María, donde pasa más desapercibido. También os pongo (al final) una versión “plana”, fácil de imprimir, para quienes quieran derscargarla; regalaré ejemplares impresos por Casablanca a quienes me los pidan. Y al final os cuento otras versiones que os regalo.

Trabajando en esto, me asalta de nuevo el recuerdo del fraile que me oiréis mencionar: Fray Vicente, anciano, franciscano y santo, que tanto me ayudó a levantar el blog. Pero él se sentía «tierra de paso»; y el paso pasó -porque yo sé que fue así- cuando percibió que algunas…

Ver la entrada original 2.809 palabras más

EL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA Y EL ROSARIO-I

¡Oren, oren, oren, hijitos! 

Es una constante en las peticiones que nos hace nuestra Madre Santísima en los mensajes que da a su sierva Gladys en San Nicolas de los Arroyos. Ella es María del Rosario de San Nicolás. Como en Fátima, y otros lugares que ya nos explicará Don Miguel en este artículo precioso que les compartimos, el Rosario es una constante petición suya.

Cuando me enfrento a un problema, en donde las angustias, las tensiones y/o la discordia son inevitables, lo primero que hago es pensar en mi Madre. Ya en algun momento les dije que Ella es mi paz, mi descanso(*). Y acudo a Ella para todo. Y cuando estas situaciones inevitables, y generalmente imprevisibles, me salen al choque le pido ayuda. Yo se que Ella pondrá remedio y tendremos paz. Y me digo “si hacemos un Rosario esto se soluciona solo“. Pero hay lugares o momentos, según sea la compañía que tenga en esos momentos, en los que la frase que sigue indefectiblemente es “pero si les digo de rezar el Rosario me matan“.

¿Por qué será que muchos de nosotros, aún siendo rezadores del rosario, no lo sabemos incorporar en todo momento? ¿Por qué cuesta tanto que alguien se siente a rezar el Rosario? Qué resistencia nos mete el enemigo para que no lo recemos. Y con razón. No le gusta nada de nada, y sobre todo nos empuja a pensar que nuestras soluciones humanas son mejores, y no. ¿Qué pasa? ¿No confiamos en la oración? ¿No es suficiente aval la palabra de la Santísima Virgen María cuando nos dice “oren”? ¿Cuántas veces vemos a personas de fe, que cuando tienen un problema ¡acuden a publicarlo en Facebook en lugar de agarrar el rosario!

Te hacemos esta invitación a la paz, una paz y un remedio que genera solo la oración y nada más puede hacerlo. Y te prometemos que cuando te habitúes a sentir la bella frescura de María en este, su rezo preferido, ya no podrás soltarlo nunca más.

*Ella es mi descanso https://misionerosyperegrinos.wordpress.com/2015/05/20/ella-es-mi-descanso-peregrinar-para-descansar-a-los-pies-de-maria/

LOS DEJO CON DON MIGUEL:

soycurayhablodejesucristo

I. MARÍA ESCUCHA, Y, PORQUE ESCUCHA,…

Permíteme cantar tus alabanzas, Virgen santísima;

dame fuerzas contra tus enemigos.

Preliminar


Celebrando que estamos* –y con cuánto alborozo por mi parte- la fiesta del Corazón Inmaculado de María, pensaba descargar contra vosotros tantos poemas como ayer os descargué sobre el Corazón de Jesús. Pero prefiero ser todavía más cruel y sañudo, y enviaros una reflexión de mi propia minerva.

Que versa sobre la relación entre el Rosario y el Corazón de María. La Virgen de Fátima se nombró “la Virgen del Rosario”, y es la que dijo en otra ocasión que había venido “para instaurar en el mundo la devoción a mi Corazón Inmaculado”. Es la misma advocación (la Virgen de Fátima) la que se presenta como Virgen del Rosario y del Corazón en Fátima, y del Corazón en Pontevedra y otras apariciones a Sor Lucia; y existen dos representaciones: una, la…

Ver la entrada original 1.503 palabras más

Ella es mi descanso- Peregrinar para descansar a los pies de María

Ella es mi descanso- Peregrinar para descansar a los pies de María

Dice San Luis María Grignion de Montfort:

“antes prefiero morir que vivir sin ser todo de María”.

10-630x472

Qué necesaria es la relación con María, pero no solo como nuestro auxilio, o como Madre del Salvador. Ella es nuestra Madre, y tener una relación de Madre-hijo/a con ella es tan imprescindible como la relación filial con el Padre celestial. Porque son fundamentales los lazos con nuestras madres respectivas, pero hay cosas que no pueden darnos. Gracias, favores y cuidados maternos que van más allá de los cuidados de este mundo, que vienen dotados de toda la sobrenaturalidad de Dios, y que solo María, Madre de Dios y de la humanidad puede darnos.

Anda el mundo tan revuelto. Cada vez nos pesa y nos cuesta más, a los que vivimos a la luz de la Palabra de Dios, movernos en él sin sentir repulsión por las cosas que vemos. Hablamos no solo de la corrupción generalizada, que ha existido en todos los tiempos, sino mucho más que eso. El frío, la crueldad y la indiferencia, la alarmantemente creciente oleada de perversión. Hemos entrado en la era del “todo esta permitido”.

Hay que decirlo, este “todo esta permitido” nos descompone. No podemos soportar, al menos no yo, la agresión permanente como forma de vinculación, la socialización de la droga como sustituto de las relaciones legitimas, la presión estatal para que nuestros niños adopten como natural lo que para el cristiano es inconcebible, que cada vez cueste más que nuestros niños se hagan de un futuro, cada vez menos derechos y más obligaciones. Todas estas presiones se traducen en los tratos cotidianos, y se convierte en graves. Hay que ser muy fuerte para que nuestras familias se sostengan en medio de este campo de batalla.

santuario-virgen-maria

Pero, en medio del panorama que nos rodea, hay un remanso, un descanso seguro que nos fortalece en medio de las sombras. Se llama fe. Se llama Jesús, se llama María. Se llama Eucaristía y Confesión. Se llama Santo Rosario. Se llama Iglesia. Se llama:

“Yo lo puedo todo en aquel que me fortalece”. (Fl 4, 13)

También se llama familia, pero a veces no la hemos sabido constituir como núcleo firme y unido.

Y el otro día iba tan cansada peregrinando al Santuario de María del Rosario de San Nicolás, que ni me daba cuenta de cuánto, despues de soportar meses de crueldades de estas, mi familia y yo. Porque con poco, todos estos males que parece lejanos, se nos meten en la vida cotidiana sin aviso y con una contundencia que espanta. No hace falta ni asomar la nariz a la puerta para sufrir los males de esta era.

santuario-maria-del-rosario-de-san-nicolas-1 (1)

Al llegar a los pies de María, que reposa sobre un pedestal de más de un metro de altura, me arrodillé. Es decir que ni siquiera pude descansar en ella, solo en el pedestal que la sostiene. Porque no llegaba. Pero solo estar a sus pies fue de tanto descanso que cinco minutos ahí, inclinada sobre su pedestal, bastaron para reponerme.

Ella es mi descanso. Qué necesario es ir a la Madre, y descansar en Ella para no sucumbir en la realidad que nos toca vivir a los de esta era insufrible que todo lo permite. Qué necesaria es toda la vida de la Iglesia para descansar. Ya nos lo dijo el Señor:

“Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré” (Mt 11, 28).

Es así, yo lo tengo comprobado. Sin embargo existe un requisito. La no negociación. He visto como muchos fieles se acercan a María en su necesidad, real necesidad, pero solo a pedir. La relación con María, como con la Santísima Trinidad es de amor, y en familia con Dios nos ayudamos. No debe ser María una ayudadora nuestra, sino nuestra Madre buena, que acude en auxilio de sus hijos afligidos por el desgaste, el dolor y el cansancio.

Y lo digo por experiencia. Hubo un tiempo que muy poco sabía sobre la fe, y mucho menos la sentía. Y acudía a Dios y a María en esos términos. Y que oración tan vacía me resultaba. Pero andando se hace el camino, y mi Madre, que anhelaba que la amara, me ayudó a que lo hiciera. Y la relación con ella, como se hace con todos, se construyó de a poco pero con base segura y verdadera. Ella es mi Madre, y yo soy su hija. Ella me ve mal y me consuela. Ve que tengo sed y me da de beber, me ve alegre y festeja conmigo y yo le comparto todas mis alegrías porque no puedo no incluirla en todo lo que me pasa. Es parte de mi familia, una fundamental e importantisima parte de mi vida.

  estampas2

Madre, dame el poder darte todo lo que me das. O al menos el amor, en serte fiel, y en Vos a tu Hijo.

Sin título

TOTUS TUUS MADRE

Toda de María

Elisa Shejtman

(Las fotos son de otros peregrinos. No llevé cámara)

Mayo, una oración a María cada día. 17/05

Mayo, una oración a María cada día. 17/05

Nuestra oración de hoy será la que dedicamos a nuestra patrona regional, Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás.

coronados005

Oración de María del Rosario de San Nicolás

25-5-87

Madre bendita de Dios,
concede a tus hijos,
la fortaleza y el calor
de tus manos bienhechoras.

Danos el Amor que tu Corazón
ansioso quiere darnos,
danos la Luz que del Señor recibes
y la humildad que siempre le entregaste.

Eres Esperanza y Bienestar del alma;
Contigo gozaremos de paz
siguiéndote viviremos
amándote llegaremos a Dios.

Esta oración es una de las muchas que ha manifestado la mismísima Virgen María a su sierva Gladys Motta. Entrando en el enlace que les dejamos a continuación las pueden ver todas, que son muchísimas. CLICK EN LA IMAGEN

Coronación-María-6

Y les dejamos tambien la oracion a Nuestra Señora del Rosario de San NIcolas. Esta oracion es una adaptacion de la oracin original a Nuestra Señora del Rosario en su advocacion italiana. Aquella que dió a Santo Domingo el rezo del Santo Rosario:

san-nicolas

Santa María, Madre nuestra
que en cada misterio del Santo Rosario
nos brindas al salvador.
Acudimos a Ti necesitados.
Nos alegramos que desde la Cruz
el señor te haya encomendado la misión
de acercarnos a El y a su Iglesia
por la conversión y la penitencia.
Alentados por la confianza que nos inspiras
ponemos en tus manos maternales
nuestras preocupaciones y temores.
Pero, deseamos imitar tu fidelidad a Dios
Aceptando con amor y humildad
todas las pruebas.
¡Madre nuestra del Rosario de San Nicolás!
que tu presencia renueve nuestra vida,
alivie nuestro ser agobiado por
el sufrimiento y la enfermedad,
sostenga nuestra docilidad a la Gracia
y fortalezca nuestro amor a los demás,
convirtiéndonos así en testigos del amor
del Padre que no vaciló, por tu intermedio,
en darnos a Jesús.
Amén.

Fuente: Santuario de Maria del Rosario de San Nicolás

http://www.virgen-de-san-nicolas.org/index.html