Entre verdades y fantasías, profetas de nuestro tiempo.

Entre verdades y fantasías, profetas de nuestro tiempo.

Uno de mis libros, y de mis películas favoritas, es el Señor de los anillos, de J.R.R. Tolkien. Y siempre digo que Tolkien fue a su modo una suerte de profeta de nuestro tiempo por su modo de plasmar la realidad, y por las grandísimas verdades morales, perfectamente personificadas y definidas en sus historias.

Ser profeta no es precisamente pronosticar el futuro. Los profetas del Antiguo Testamento mayormente eran denunciantes de la realidad. Decían al pueblo, en nombre del Altísimo, que estaban pecando en tal o cual cosa. Algunos iban mas allá con visiones proféticas, como Isaías que anuncio la crucifixión y la Virgen Santísima. Pero en general es eso.

El Santo Padre, casi al principio de su pontificado (no he podido hallar la cita) pidió en varias ocasiones que no se acallara la voz de los profetas, que son quienes le dan la orientación a la Iglesia. Lo dijo varias veces y de varios modos. Y creo que esto está estrechamente ligado a lo que digo. Tantas, tantas voces suenan hoy en donde uno puede encontrar mensaje certero de Dios. Voces confiables que uno escucha y contrasta con la realidad y dice: si, lo que dice es una verdad de acero.

Humanae Vitae de Pablo VI, por ejemplo, un encíclica escrita en 1968, es altamente profética. Su denuncia sobre los métodos anticonceptivos, y los males que sobrevendrían a la humanidad como consecuencia de su uso, son de una similitud con la realidad presente que resulta abrumadoramente idéntico a lo que hoy vivimos a nivel mundial. Un ejemplo:

No se necesita mucha experiencia para conocer la debilidad humana y para comprender que los hombres, especialmente los jóvenes, tan vulnerables en este punto tienen necesidad de aliento para ser fieles a la ley moral y no se les debe ofrecer cualquier medio fácil para burlar su observancia. Podría también temerse que el hombre, habituándose al uso de las prácticas anticonceptivas, acabase por perder el respeto a la mujer y, sin preocuparse más de su equilibrio físico y psicológico, llegase a considerarla como simple instrumento de goce egoísta y no como a compañera, respetada y amada. 
Reflexiónese también sobre el arma peligrosa que de este modo se llegaría a poner en las manos de autoridades públicas despreocupadas de las exigencias morales. ¿Quién podría reprochar a un gobierno el aplicar a la solución de los problemas de la colectividad lo que hubiera sido reconocido lícito a los cónyuges para la solución de un problema familiar? ¿Quién impediría a los gobernantes favorecer y hasta imponer a sus pueblos, si lo consideraran necesario, el método anticonceptivo que ellos juzgaren más eficaz? En tal modo los hombres, queriendo evitar las dificultades individuales, familiares o sociales que se encuentran en el cumplimiento de la ley divina, llegarían a dejar a merced de la intervención de las autoridades públicas el sector más personal y más reservado de la intimidad conyugal. (Carta Encíclica “Humanae Vitae” – 17)

Y no hace falta ser Papa para ser profeta, cualquier mendigo puede serlo. Allí tenemos al profeta Amos. Un pobre cosechador de sicómoros. Dios lo manda a predicar nada menos que al templo, a los que supuestamente debían escuchar a Dios. Pues Dios se valió de este hombre humilde para decirles algunas verdades.

Hoy quiero dejarles un profeta de nuestro tiempo. Con verdades dichas de un modo ciertamente más realista y crudo que las que nos cuenta Tolkien.

Señoras.. señores… un héroe nacional. El Dr. Abel Albino. ¡Alabado sea el Señor en su misericordia!, que nos manda un hombre que ha salvado la vida y el futuro de más de 15.000 niños por prevención de desnutrición infantil, y que ha salvado a más de 5000 niños de desnutrición severa con una tasa de mortalidad CERO, niños que hoy pueden tener un futuro gracias a su compromiso con Dios y con la sociedad.

Aquí va la versión corta:

Como le dice Sam a Frodo cuando el pobrecito ya estaba por rendirse:

“el bien aun existe, lo se mi señor Frodo. Y tenemos que defenderlo”

Y por si quieren más de Albino (sé que querrán), les dejo la versión Blue Ray. Media hora cada video, tiempo muy bien aprovechado.

La trascendencia social del amor al prójimo.

Novena a San Francisco de Asis

Novena a San Francisco de Asis

Día 26 de Septiembre, comenzamos la Novena a San Francisco de Asís, en unión con nuestros queridos hermanos de la Capilla San Francisco de Asís, Barrio Parque Sakura, Exaltación de la Cruz. Les dejamos tambien la versión descargable al final de la página.

11898837_146879475649703_5596322588629005153_n

Virgen Peregrina del Barrio San José pedirá especialmente en este año:

-Por el Papa Francisco, por su pontificado y sus intenciones.

-Porque todos nos dejemos cautivar y cultivar por la humildad de San Francisco de Asís.

-Por todos lo pobres, en un sentido material y/o espiritual.

-También pediremos por el cuidado de nuestra “casa común” dañada por la negligencia y la malicia humana.


PRIMER DIA
-Hacemos la señal de la cruz y rezamos la Oración
-Oración Preparatoria
Oración Simple
Dios Padre de amor y misericordia,
que otorgaste a nuestro
Padre San Francisco de Asís,
la gracia de asemejarse a Cristo,
por la humildad y la pobreza,
por el amor y el servicio,
concédenos caminar tras sus huellas
Para que podamos seguir a tu Hijo Jesús
y entregarnos a ti con Amor Jubilosos. Amén
LECTURA DEL PRIMER DIA
Lectura tomada de los Escritos de San Francisco
Leyenda Mayor 5,7
Aunque Francisco animaba con todo su empeño a los hermanos a llevar una vida sobria, sin embargo, no era partidario de una severidad intransigente, es decir una vida sin misericordia. Prueba de ello es el siguiente hecho:
Cierta noche, un hermano – que hacía un ayuno severo – se sintió atormentado con un hambre tan terrible, que no podía hallar reposo alguno. Dándose cuenta Francisco del peligro que acechaba a su discípulo, llamó al hermano, le puso delante unos apetitosos platos de comida y – para evitarle toda posible vergüenza – comenzó él mismo a comer primero, invitándole dulcemente a hacer lo mismo.
Dejó de lado el hermano la vergüenza y tomó el alimento necesario, sintiéndose muy confortado, porque, gracias a la prudente acción del maestro, había no sólo superado el desvanecimiento corporal, sino también recibido un ejemplo de crecimiento espiritual.
A la mañana siguiente, Francisco convocó a sus hermanos y les refirió lo sucedido a la noche, añadiéndoles este prudente consejo: “Hermanos, que les sirva de ejemplo en este caso no tanto el alimento como la caridad”. Les enseñó además a guardar la discreción, como reguladora que es de las virtudes; pero no la discreción que sugiere la carne, sino la que enseñó Cristo, cuya vida santísima es un anticipado ejemplo de perfección.
ORACION SIMPLE
Señor, haz de mí un instrumento de tu paz.
Que donde haya odio, ponga yo amor;
que donde haya ofensa, ponga yo perdón;
que donde haya discordia, ponga yo unión;
que donde haya error, ponga yo verdad;
que donde haya duda, ponga yo fe;
que donde haya desesperación, ponga yo esperanza;
que donde haya tinieblas, ponga yo luz;
que donde haya tristeza, alegría;
¡Oh Maestro!, que no busque yo tanto
ser consolado, como en consolar
ser comprendido, como comprender,
ser amado, como amar.
Porque dando, se recibe;
olvidando se encuentra;
perdonando, se alcanza el perdón;
y muriendo, se resucita a la vida eterna. Amén.
Rezamos un Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
Hacemos la señal de la cruz.

SEGUNDO DIA

Lectura tomada de los Escritos de San Francisco
Vida segunda según Celano Nro. 9
Francisco lleva alma de religioso bajo el traje seglar, y huyendo del público a lugares solitarios, es agraciado muchísimas veces con visitas del Espíritu Santo. Lo eleva y atrae aquella dulzura generosa que desde el principio experimentó tan plenamente; aquella que nunca más le faltó en toda la vida.
Cuando frecuenta lugares retirados, como más adecuados a la oración, el diablo se esfuerza con sugestiones malignas en separarlo de allí. Le trae a la imaginación la figura de una mujer de Asís con rostro y cuerpo desfigurado por la enfermedad, que causaba horror a cuantos la veían. Lo amenaza con hacerlo semejante a ella si no desiste de sus propósitos. Pero, confortado por el Señor, experimenta el gozo de la respuesta de salvación y de gracia: «Francisco -le dice Dios en espíritu-, lo que has amado carnal y vanamente, cámbialo ya por lo espiritual, y, tomando lo amargo por dulce, despréciate a ti mismo, si quieres conocerme, porque sólo a ese cambio saborearás lo que te digo». Y de pronto es invitado a obedecer el mandato de Dios y guiado a probar la verdad de lo sucedido.
Si de algunos -entre todos los seres enfermos e infortunados del mundo- se apartaba instintivamente con horror Francisco, era de los leprosos. Un día que paseaba a caballo por las cercanías de Asís le salió al paso uno. Y por más que le causara repugnancia y horror, para no faltar al mandato, a la palabra dada, saltando del caballo, corrió a besarlo. Y, al extenderle el leproso la mano en ademán de recibir algo, Francisco, besándosela, le dio dinero. Volvió a montar el caballo, miró luego a uno y otro lado, y, aunque era aquél un campo abierto sin estorbos a la vista, ya no vio al leproso.
Lleno de admiración y de gozo por lo sucedido, trata de repetir la misma acción unos días después. Se va al lugar donde moran los leprosos, y según va dando dinero a cada uno, le besan la mano y la boca.Así toma lo amargo por dulce y se prepara para realizar lo que le espera.
…Rezamos la Oración simple…

TERCER DIA

Lectura tomada de los Escritos de San Francisco
Leyenda de los Tres Compañeros Nro. 26
Como más tarde él mismo atestiguó, había aprendido, por revelación divina, este saludo: «El Señor te dé la paz». Por eso, en toda predicación suya iniciaba sus palabras con el saludo que anuncia de la paz.
Y es de admirar – sin reconocer en ello un milagro- que antes de su conversión había tenido un precursor, que para anunciar la paz solía ir con frecuencia por Asís saludando de esta forma: «Paz y bien, paz y bien». Se creyó firmemente que así como Juan anunció a Cristo, y desapareció al empezar Cristo a predicar; de igual manera este precursor, como otro Juan, precedió al bienaventurado Francisco en el anuncio de la paz y no volvió a aparecer cuando éste estuvo ya presente.
Dotado Francisco del espíritu de los profetas, en cuanto desapareció su antecesor, comenzó a anunciar la paz, a predicar la salvación; y muchos que habían permanecido enemistados con Cristo y alejados del camino de la salvación, se unían en verdadera alianza de paz por sus exhortaciones.
…Rezamos la Oración simple…

CUARTO DIA

Lectura tomada de los Escritos de San Francisco
Leyenda de los Tres Compañeros Nro. 58
Manifestaba también a los hermanos que no juzgaran a nadie, ni despreciaran a los que viven con regalo y se visten con lujo y vanidad (2 R 2,17), porque Dios es Señor nuestro y de ellos, y los puede llamar hacia sí, y una vez llamados, justificarlos. Decía también que quería que los hermanos respetaran a estos hombres como a hermanos y señores suyos, pues son hermanos, en cuanto han sido creados por el mismo Creador, y son señores ya que proveyéndoles de lo necesario para el cuerpo, ayudan a los buenos a hacer penitencia. Y seguía diciendo: «Tal debería de ser el
comportamiento de los hermanos entre los hombres, que cualquiera que los oyese o viese, diese gloria al Padre celestial y lo alabase con devoción».
Todo su deseo era que así él como los hermanos estuvieran tan enriquecidos de buenas obras, que el Señor fuera alabado por ellas. Y les decía: «Que la paz que anuncian de palabra, ténganla en mayor medida, en sus corazones. Que ninguno se vea provocado por ustedes a violencia o escándalo, sino que por su mansedumbre todos sean invitados a la paz, a la benignidad y a la concordia. Pues para esto hemos sido llamados: para curar a los heridos, para vendar a los quebrados y para corregir a los equivocados. Pues muchos que parecen ser miembros del diablo, llegarán todavía a ser discípulos de Cristo».
…Rezamos la Oración simple…

QUINTO DIA

Lectura tomada de los Escritos de San Francisco
Vida primera según Celano Nro. 77
Su espíritu de caridad se derramaba cariñosamente, no sólo sobre hombres que sufrían necesidad, sino también sobre los mudos y brutos animales, reptiles, aves y demás criaturas sensibles e insensibles. Pero, entre todos los animales, amaba con particular afecto y predilección a los corderillos, ya que, por su humildad, nuestro Señor Jesucristo es comparado frecuentemente en las Sagradas Escrituras con el cordero, y porque éste es su símbolo más conocido. Por este motivo, amaba con más cariño y contemplaba con mayor alegría las cosas en las que se encontraba alguna semejanza alegórica del Hijo de Dios.
De camino por la Marca de Ancona, después de haber predicado en la ciudad de este nombre, marchaba a Osimo junto con el señor Pablo, a quien había nombrado ministro de todos los hermanos en la dicha provincia; en el campo dio con un pastor que cuidaba un rebaño de cabras. Entre tantas cabras había una ovejita que caminaba mansamente y pacía tranquila. Al verla, el bienaventurado Francisco paró en seco y, herido en lo más vivo de su corazón, dando un profundo suspiro, dijo al hermano que le acompañaba: «¿No ves esa oveja que camina tan mansa entre cabras? Así, créemelo, caminaba, manso y humilde, nuestro Señor Jesucristo entre los fariseos y príncipes de los sacerdotes. Por esto, te suplico, hijo mío, por amor de Cristo, que unido a mí, te compadezcas de esa ovejita y que, pagando por ella lo que valga, la saquemos de entre las cabras».
…Rezamos la Oración simple…

SEXTO DIA

Lectura tomada de los Escritos de San Francisco
Vida primera según Celano Nro. 47
Caminando los hermanos en simplicidad ante Dios y con confianza ante los hombres, merecieron por aquel tiempo el gozo de una divina revelación. Mientras, inflamados del fuego del Espíritu Santo, cantaban el Padrenuestro con voz suplicante, en melodía espiritual en todo tiempo; ya que ni las cosas terrenas, ni su celoso cuidado les preocupaba. Una noche el padre Francisco se ausentó corporalmente de su presencia. Y he aquí que a eso de la media noche, estando unos hermanos descansando y otros orando fervorosamente en silencio, entró por la puertecilla de la casa un carro de fuego deslumbrador que dio dos o tres vueltas por la habitación; sobre él había un gran globo, que semejándose al sol, hizo resplandeciente la noche.
Quedaron atónitos cuantos estaban en vela y se sobresaltaron los que dormían; se sintieron iluminados en el corazón y en el cuerpo. Reunidos todos, se preguntaban qué podría significar aquello; mas por la fuerza y gracia de tanta claridad quedaban lúcidas las conciencias de los unos para los otros.
Comprendieron finalmente y descubrieron que era el alma del santo, radiante con aquel inmenso fuego, la que en gracia, sobre todo a su pureza y a su gran piedad con sus hijos, había merecido del Señor don tan especial.
…Rezamos la Oración simple…

SEPTIMO DIA

Lectura tomada de los Escritos de San Francisco
Vida primera según Celano Nro.21-22
Entre tanto, el santo de Dios, cambiado su vestido exterior y restaurada la iglesia, marchó a otro lugar próximo a la ciudad de Asís; allí puso mano a la reedificación de otra iglesia muy deteriorada y semidestruida; de esta forma continuó en el empeño de sus principios hasta que dio cumplimiento a todo.
De allí pasó a otro lugar llamado Porciúncula, donde existía una iglesia dedicada a la bienaventurada Virgen Madre de Dios, construida en tiempos lejanos y ahora abandonada, sin que nadie cuidara de ella. Al contemplarla Francisco, movido a compasión, porque le hervía el corazón en devoción hacia la madre de toda bondad, decidió quedarse allí mismo.
Cuando acabó de reparar dicha iglesia, se encontraba ya en el tercer año de su conversión. En este período de su vida vestía un hábito como de ermitaño, sujeto con una correa; llevaba un bastón en la mano, y los pies calzados.
Pero cierto día se leía en esta iglesia el evangelio que narra cómo el Señor había enviado a sus discípulos a predicar; no comprendiendo perfectamente las palabras evangélicas; terminada la misa, pidió humildemente al sacerdote que le explicase el evangelio. A medida que el sacerdote le fue explicando todo ordenadamente, al oír Francisco que los discípulos de Cristo no debían poseer ni oro, ni plata, ni dinero; ni llevar para el camino alforja, ni bolsa, ni pan, ni bastón; ni tener calzado, ni dos túnicas, sino predicar el reino de Dios y la penitencia, al instante, saltando de gozo, lleno del Espíritu del Señor, exclamó: «Esto es lo que yo quiero, esto es lo que yo busco, esto es lo que en lo más íntimo del corazón anhelo poner en práctica».
Lleno de alegría, se apresura inmediatamente el santo a cumplir la doctrina saludable que acaba de escuchar; no admite pérdida de tiempo alguna para comenzar a cumplir con devoción lo que ha oído. Desata el calzado de sus pies, echa por tierra el bastón y gozoso con una túnica, se pone una cuerda en lugar de la correa. Desde este momento se prepara una túnica en forma de cruz para expulsar todas las ilusiones diabólicas; se la prepara muy áspera, para crucificar la carne con sus vicios y pecados; se la prepara en fin, pobrísima y ordinaria, tal que el mundo nunca pueda ambicionarla. Todo lo demás que había escuchado se esfuerza en realizarlo con la mayor prontitud y con sumo respeto. Pues nunca fue oyente sordo delEvangelio sino que, confiando a su feliz memoria cuanto oía, procuraba cumplirlo a la letra sin tardanza.
…Rezamos la Oración simple…

OCTAVO DIA

Lectura tomada de los Escritos de San Francisco
Leyenda Mayor de San Buenaventura. (cap. 9,8)
Acompañado de un hermano llamado Iluminado -hombre realmente iluminado y virtuoso-, se puso en camino, y de pronto le salieron al encuentro dos ovejitas, a cuya vista, muy alborozado, dijo el Santo al compañero: «Confía, hermano, en el Señor, porque se cumple en nosotros el dicho evangélico: He aquí que os envío como ovejas en medio de lobos» (Mt 10,16). Y, avanzando un poco más, se encontraron con los guardias musulmanes, que se precipitaron sobre ellos como lobos sobre ovejas y trataron con crueldad y desprecio a los siervos de Dios. Fueron salvajemente capturados, profiriendo injurias contra ellos, azotándolos y atándolos con cadenas. Finalmente, después de haber sido maltratados y atormentados de mil formas, dispuso así la divina Providencia, fueron llevados a la presencia del sultán, según lo deseaba el santo.
Entonces el jefe les preguntó quién los había enviado, cuál era su objetivo, con qué credenciales venían y cómo habían podido llegar hasta allí; y Francisco le respondió con determinación que había sido enviado no por hombre alguno, sino por el mismo Dios altísimo, para mostrar a él y a su pueblo el camino de la salvación y anunciarles el Evangelio de la verdad. Y predicó ante dicho sultán sobre Dios trino y uno y sobre Jesucristo salvador de todos los hombres con tal convicción, con tanta fortaleza de ánimo y con tal fervor de espíritu, que claramente se veía cumplirse en él aquello del Evangelio: “Yo os daré palabras y sabiduría, a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro” (Lc. 21,15). De hecho, observando el sultán el admirable fervor y virtud del hombre de Dios, lo escuchó con gusto y le invitó insistentemente a permanecer con él. Pero el santo, inspirado de lo alto, le respondió: «Si te resuelves a convertirte a Cristo vos y tu pueblo, muy gustoso permaneceré por su amor en tu compañía. Mas, si dudas en abandonar la ley de Mahoma a cambio de la fe de Cristo, manda encender una gran hoguera, y yo entraré en ella junto con tus sacerdotes, para que así conozcas cuál de las dos creencias ha de ser tenida, sin duda, como más segura y santa». Respondió el sultán: «No creo que entre mis sacerdotes haya alguno que por defender su fe quiera exponerse a la prueba del fuego, ni que esté dispuesto a sufrir cualquier otro tormento». Había observado, que uno de sus sacerdotes, hombre íntegro y avanzado en edad, tan pronto como oyó hablar del asunto, desapareció de su presencia. Entonces, Francisco le hizo esta proposición: «Si en tu nombre y en el de tu pueblo me quieres prometer que te convertirás al culto de Cristo si salgo ileso del fuego, entraré yo solo a la hoguera. Si el fuego me consume, impútese a mis pecados; pero, si me protege el poder divino, reconocerás a Cristo, fuerza y sabiduría de Dios, verdadero Dios y Señor, salvador de todos los hombres».
El sultán respondió que no se atrevía a aceptar dicha opción, porque temía una rebelión del pueblo. Sin embargo, le ofreció muchos y valiosos regalos, que el santo -ávido no de los tesoros terrenos, sino de la salvación de las almas- rechazó cual si fueran lodo. Viendo el sultán en este hombre un despreciador tan perfecto de los bienes de la tierra, se admiró mucho de ello y se sintió atraído hacia él con mayor devoción y afecto. Y aunque no quiso, o quizás no se atrevió a convertirse a la fe cristiana, sin embargo, rogó devotamente al siervo de Cristo que se dignara aceptar aquellos presentes y distribuirlos -por su salvación- entre cristianos pobres o iglesias. Pero Francisco, que rehuía todo peso de dinero y entiendiendo que el sultán no se fundaba en una verdadera piedad, rehusó en absoluto cumplir con su deseo.
…Rezamos la Oración simple…

NOVENO DIA

Lectura tomada de los Escritos de San Francisco
Leyenda Mayor 14, 5-6
Acercándose el momento de su paso a la eternidad, hizo llamar a su presencia a todos los hermanos que estaban en el lugar y, tratando de suavizar con palabras de consuelo el dolor que pudieran sentir ante su muerte, los exhortó con paterno afecto al amor de Dios. Después se prolongó, hablándoles acerca de la paciencia, de la pobreza y de la fidelidad a la santa Iglesia romana, insistiéndoles en anteponer el cumplimiento del santo Evangelio a todas las otras normas.
Sentados a su alrededor todos los hermanos, extendió sobre ellos las manos, poniendo los brazos en forma de cruz por el amor que siempre profesó a esta señal, y en virtud y en nombre del Crucificado, bendijo a todos los hermanos tanto presentes como ausentes. Añadió después: «Estén firmes, hijos todos, en el temor de Dios y permanezcan siempre en él. Y como ha de sobrevenir la prueba y se acerca ya el momento, felices aquellos que perseveren en la obra comenzada. En cuanto a mí, yo me voy a mi Dios, a cuya gracia dejo encomendados a todos».
Concluida esta suave exhortación, mandó Francisco se le trajera el libro de los evangelios y suplicó le fuera leído aquel pasaje del evangelio de San Juan que comienza así: “Antes de la fiesta de Pascua…” (Jn 13,1). Después de esto entonó él, como pudo, este salmo: “A voz en grito clamo al Señor, a voz en grito suplico al Señor”, y lo recitó hasta el fin, diciendo: “Los justos me están aguardando hasta que me des la recompensa” (Sal 141).
Cumplidos por fin, en Francisco todos los misterios, liberada su alma santísima de las ataduras de la carne y entrando en la divina claridad, se durmió en el Señor este Padre bienaventurado.
Uno de sus hermanos y discípulos [Jacobo deAsís] vio cómo aquella dichosa alma subía derecha al cielo en forma de una estrella muy brillante, transportada por una blanca nubecilla sobre muchas aguas. Brillaba extraordinariamente, con la blancura de elevada
santidad, y aparecía colmada de sabiduría y gracia celestiales, por las que mereció San Francisco penetrar en la región de la luz y de la paz, donde descansa eternamente con Cristo.
Asimismo, el hermano Agustín, varón santo y justo -que se encontraba a punto de morir y hacía ya tiempo que había perdido el habla-, de pronto exclamó ante los hermanos que le oían: «¡Espérame, Padre, espérame, que ya voy contigo!» Pasmados los hermanos, le preguntaron con quién hablaba de forma tan animada; y él contestó: «Pero ¿no ven a nuestro padre Francisco que se dirige al cielo?» Y al momento aquella santa alma, saliendo de la carne, siguió al Padre Francisco.
El obispo de Asís había ido por aquel tiempo en peregrinación al santuario de San Miguel, situado en el monte Gargano. Estando allí, se le apareció el bienaventurado Francisco la noche misma de su muerte y le dijo: «Mira, dejo el mundo y me voy al cielo». Al levantarse a la mañana siguiente, el obispo refirió a los compañeros la visión que había tenido de noche, y vuelto a Asís comprobó con toda certeza, tras una cuidadosa investigación, que a la misma hora en que se le presentó la visión había volado de este mundo el bienaventurado Padre.
Las alondras, amantes de la luz y enemigas de los atardeceres, a la hora misma del tránsito de Francisco, cuando al crepúsculo iba a seguirle ya la noche, llegaron en una gran bandada por encima del techo de la casa y revoloteando largo rato con insólita manifestación de alegría, rendían un testimonio tan jubiloso como evidente de la gloria del Santo, que tantas veces las había solido invitar al canto de las alabanzas divinas.
. ..Rezamos la Oración simple…

San Francisco de Asís, ¡¡ruega por nosotros!!

Para descargar la novena en versión para imprimir:

De una entrevista al Papa Francisco, y de una Virgen María “popular en entre las clases populares”.

De una entrevista al Papa Francisco, y de una Virgen María “popular en entre las clases populares”.

Para comenzar este articulo, y ya que vamos a hablar de “populismo”, les quiero transcribir una cita textual de alguien muy “popular” en la Iglesia. Ya se, no es lo mismo populismo que popular, pero es que algunos periodistas están dando cátedra en esta clase de confusiones. Pero salvando los descomunales errores terminológicos de mis coterráneos, quisiera que mientras leen esta cita, traten de imaginar quien lo esta diciendo:

«¿Quieres honrar al Cuerpo de Cristo? No permitas que sea objeto de desprecio en sus miembros, es decir, en los pobres, faltos de ropa con la que cubrirse. No lo honres aquí en la Iglesia con telas de seda, mientras fuera lo dejas de lado mientras sufre a causa del frío y de la desnudez. Aquel que ha dicho: “Esto es mi cuerpo”, confirmando el hecho con la palabra, ha dicho también: “Me visteis hambriento y no me disteis de comer” (Mt 25, 42), y, también: “Cada vez que no hicisteis estas cosas con uno de estos pequeños, no lo hicisteis conmigo” (Mt 25, 45). El cuerpo de Cristo que está sobre el altar no necesita manteles, sino almas puras; mientras que aquel que está fuera necesita mucha atención. Aprendamos, pues, a pensar y a honrar a Cristo como Él quiere. De hecho, la honra que más agradece de las que podemos dar a quien queremos venerar, es la que Él mismo quiere, no la que nosotros pensamos. También Pedro creía que le honraba impidiéndole lavarle los pies. Eso no era honra, sino verdadera descortesía. Lo mismo tú, ríndele el honor que Él ha mandado, haz que los pobres se aprovechen de tus riquezas. Dios no necesita copas de oro, sino almas de oro».

¿Ya te lo imaginaste? Aca va otro, no del mismo autor:

«Y, en primer lugar, lo que hiere nuestros ojos hoy es que en nuestro tiempo no solo hay concentración de la riqueza, sino también acumulación de un poder enorme, de un despótico señorío sobre la economía en manos de unos pocos, y estos a menudo ni siquiera son propietarios, sino únicamente depositarios y administradores del capital, pero del cual disponen a su gusto y capricho. Este poder se hace más que nunca despótico en aquellos que, poseyendo el dinero, se comportan como amos; allí donde de algún modo son los distribuidores de la sangre misma de la que vive el organismo económico, y tienen en su mano, por decirlo así, el alma de la economía, de modo que nadie puede ni siquiera respirar en contra de su voluntad».

La primera cita pertenece a San Juan Crisóstomo, quien viviera entre el 344 y 407. La segunda es una cita de Pio XI, perteneciente a una encíclica escrita en 1931. 

Jesús no era populista, ni lo es. Jesus es Dios, Dios de amor, que se deshace por los pobres y desprotegidos. Lo Padres de la Iglesia son quienes portan su palabra y su ejemplo. No podemos hablar en términos eclesiásticos de Izquierdas o Derechas, de Comunistas o Conservadores, conjeturando a partir de la cercanía que tiene una persona en su trato con los pobres. ¡Que simplificación tan burda!. Ocuparse de los pobres no es una cuestion política, es una cuestion de amor.

Que en todos lados hay pronunciamientos extremistas por supuesto los hay, pues no habrían hecho falta, por ejemplo, las advertencias de la Santa Sede a la Teología de la Liberación. Pero que el Papa hable de los pobres no lo convierte en populista, ni comunista, sino en claro ejemplo evangélico de lo que Jesus nos ordenó: “porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer” (Mt 25, 35). Francisco  no hace otra cosa que como Vicario de Cristo tiene deber y derecho, que es dar ese amor que le desborda del corazón, y que se deshace por los que sufren.

Les dejo una  entrevista al Papa Francisco, que pertenece a un libro cuya introducción tuve la oportunidad de leer, “Esta economía mata”, de Andrea Tornielli y Giacomo Galeazzi, redactores en el diario La Stampa. Vaticano.


-Santidad, ¿el capitalismo tal y como lo hemos estado viviendo en las últimas décadas es, según su opinión, un sistema de alguna manera irreversible?
-No sabría cómo responder a esta pregunta. Reconozco que la globalización ha ayudado a muchas personas a salir de la pobreza, pero ha condenado a muchas otras a morir de hambre. Es cierto que, en términos absolutos, aumentó la riqueza mundial, pero este sistema se mantiene con esa “cultura del descarte” de la que ya he hablado en varias ocasiones. Existen una política, una sociología y una actitud del descarte. Cuando ya no es el hombre, sino el dinero, lo que ocupa el centro del sistema, cuando el dinero se convierte en un ídolo, los hombres y las mujeres son reducidos a meros instrumentos de un sistema social y económico caracterizado, es más, dominado por profundos desequilibrios. Y así se “descarta” lo que no le sirve a esta lógica: es esa actitud la que descarta a los niños y a los ancianos, y que ahora también afecta a los jóvenes. Me impresionó saber que en los países desarrollados hay muchos millones de jóvenes menores de 25 años que no tienen trabajo. A veces me pregunto cuál será el próximo descarte. Debemos detenernos a tiempo. Diría que no debemos considerar estas cosas como irreversibles, no debemos resignarnos. Tratemos de construir una sociedad y una economía en las que el hombre y su bien, y no el dinero, sean el centro.

-¿Puede darse un cambio, una mayor atención por la justicia social, gracias a una economía que sea más ética o se puede pensar en cambios estructurales en el sistema?

-Antes que nada, hay que recordar que se necesita ética en la economía y también se necesita ética en la política. Muchas veces, varios de los jefes de Estado y líderes políticos que pude conocer después de mi elección a obispo de Roma me hablaron de esto. Han dicho: ustedes, los líderes religiosos, tienen que ayudarnos, darnos indicaciones éticas. Sí, el pastor puede hacer llamados, pero estoy convencido de que se necesitan, como recordaba Benedicto XVI en la encíclica Caritas in veritate, hombres y mujeres con los brazos elevados hacia Dios para rezarle, conscientes de que el amor y el compartir de los que deriva el auténtico desarrollo no son un producto de nuestras manos, sino un don que hay que pedir. Y, al mismo tiempo, estoy convencido de que es necesario que estos hombres y estas mujeres se comprometan, a todos los niveles, en la sociedad, en la política, en las instituciones y en la economía, poniendo en el centro el bien común. Ya no podemos esperar para resolver las causas estructurales de la pobreza, para curar a nuestras sociedades de una enfermedad que sólo puede llevarnos hacia nuevas crisis. Los mercados y las especulaciones financieras no pueden gozar de una autonomía absoluta. Nunca resolveremos los problemas del mundo sin una solución de los problemas de los pobres. Se necesitan programas, mecanismos y procesos orientados a una mejor distribución de los recursos, a la creación de trabajo, a la promoción integral de los excluidos.
.
-Muchos se han sorprendido por sus palabras sobre los pobres “carne de Cristo”. ¿Le molesta que lo acusen de “pauperismo”?
 -El pauperismo es una caricatura del Evangelio y de la misma pobreza. En cambio, San Francisco nos ayudó a descubrir el vínculo profundo que hay entre la pobreza y el camino evangélico. Jesús afirma que no se puede servir a dos amos, a Dios y a las riquezas. ¿Es pauperismo? La pobreza aleja de la idolatría, del sentirse autosuficientes. Zaqueo, después de haberse cruzado con la mirada misericordiosa de Jesús, dio la mitad de lo que tenía a los pobres. El del Evangelio es un mensaje que va dirigido a todos, el Evangelio no condena a los ricos, sino la idolatría de la riqueza, esa idolatría que nos hace insensibles al grito del pobre. Jesús dijo que, antes de ofrecer nuestro don ante el altar, debemos reconciliarnos con nuestro hermano, para estar en paz con él. Creo que podemos, por analogía, extender esta petición al estar en paz con nuestros hermanos pobres.
.
-Usted ha subrayado la continuidad con la tradición de la Iglesia en esta atención por los pobres. ¿Puede dar algún ejemplo?
-Un mes antes de inaugurar el Concilio Ecuménico Vaticano II, el papa Juan XXIII dijo: “La Iglesia se muestra como es y como quiere ser: como la Iglesia de todos y, particularmente, la Iglesia de los pobres”. Años después, la elección preferencial por los pobres entró a los documentos del magisterio. Alguien podría pensar en una novedad, en cambio, se trata de una atención que tiene su origen en el Evangelio y se encuentra documentada ya en los primeros siglos del cristianismo. No es una invención del comunismo y no hay que ideologizarla, como a veces ha sucedido durante la historia. La Iglesia está lejos de cualquier interés político y de cualquier ideología: movida únicamente por las palabras de Jesús, quiere ofrecer su aporte a la construcción de un mundo en donde se custodien los unos a los otros y en donde se cuiden los unos a los otros.

Finalizo este artículo dejándoles este enlace a la historia de la Virgen Desatanudos en Argentina, quien ayer ha sido catalogada como popular entre las “clases populares” por una periodista argentina. Leyendo la explicación de la estampa verán que nada tiene que ver con “clases” ni simpatías políticas.

Los encomiendo especialmente a esta advocación que es luz para todos los cristianos, especialmente para los que pasan por los peores momentos, en que como reza su oración, nos da ejemplo de cómo desenredar la madeja de nuestras vidas.

https://misionerosyperegrinos.wordpress.com/2015/05/28/mayo-una-oracion-a-maria-cada-dia-2905/

Elisa Shejtman

Fuente de la entrevista: 

http://www.lanacion.com.ar/1759154-francisco-a-veces-me-pregunto-cual-sera-el-proximo-descarte

Consideraciones extras al programa PPT del 13/09/2015 “Argentina pobre, pobre Argentina”

Consideraciones extras al programa PPT del 13/09/2015 “Argentina pobre, pobre Argentina”

Desde que la Universidad Católica de Argentina publico el Barómetro de la Deuda Social, revelando los nuevos, “y verdaderos”, indices de pobreza en nuestro país, Virgen Peregrina se ha abocado a esta urgencia humanitaria que padecemos como sociedad, como cultura, como humanidad, y como cristianos, los que lo somos.

Anoche Jorge Lanata televisó un programa fuerte. Un informe periodístico legitimo. Ningún montaje. Es tan obvia mi aclaración que hasta me avergüenza decir que hay quien nos quiere hacer creer que es todo montaje para boicotear las elecciones. Increíble el grado de deshumanización al que han llegado algunos.

Si no viste el programa de anoche de Periodismo para Todos, todavía estas a tiempo de atragantarte. Te rogamos que lo veas antes de seguir leyendo, porque nos parece fundamental. Al menos estos dos segmentos. El primero desde la pagina oficial de la emisora:

http://www.eltrecetv.com.ar/periodismo-para-todos/hambre-y-miseria-en-chaco-asi-es-el-barrio-en-el-que-murio-un-nene_080312

El segundo te lo dejamos aca:

Si no te da el tiempo para verlos, te lo sintetizo en una sola frase del Dr. Abel Albino: “Los chicos tosen y escupen parásitos“. Para quien no sepa lo que es un parásito, y para ponerlo en palabras sencillas: la persona se convierte en un hospedaje vivo y comestible. Es decir, el parásito se hospeda en la persona y se la come viva…

Nosotras queremos aportar algunas consideraciones extras a este tema, sobre todo analizando el grueso de los comentarios que se ven por Facebook o Twitter:

-CLARAMENTE todos estamos de acuerdo en que esto no es responsabilidad de la negligencia, sino de INDIFERENCIA de los gobiernos locales y nacional también, sean del partido que sean. Que te maten con la indiferencia no es solo un dicho. LA INDIFERENCIA MATA.

-NO OBSTANTE, si vamos a esperar que los que DEBEN hacer algo lo hagan, acá nos terminamos muriendo TODOS. Y nuestra gente se muere de hambre y de enfermedades HOY. No podemos esperar más. Esperar a que las cosas sean como “deberían ser” lo único que hace es agravar el problema porque seguimos esperando soluciones que no llegarán ni en un millón de años luz.

-ESTO DEFINITIVAMENTE lo podemos resolver las personas de buena voluntad, porque no es cuestion de falta de recursos, comida sobra, pero no llega donde debe por las malas voluntades que ya hemos dicho. Pero como dijo Lanata en la programa anterior: “saber te hace responsable”. No teníamos idea del indice de pobreza real. Ahora, gracias a la Universidad Católica, tenemos cifras reales y contundentes. Si esta pobreza no nos moviliza a ayudar a nuestra gente, ¿que el gobierno no haga nada al respecto lo hace menos responsable que los que no ayudamos porque le “corresponde” a otro? ¿Te recuerdo el Evangelio?

Luego dirá a los de su izquierda: “Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles, porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; estaba de paso, y no me alojaron; desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron”. 

Estos, a su vez, le preguntarán: “Señor, ¿cuando te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?”. Y él les responderá: “Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo”. Estos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna». Mt 25, 41-46

No lo dice Virgen Peregrina, LO DICE JESÚS. ¿Evangelio duro? Si. Pasar hambre y violencia institucional tambien es duro. Todos podemos estar mejor asumiendo nuestras responsabilidades fraternas  y cristianas. ¿No profesas religión? Pues por responsabilidad moral. Sé que estoy hablando muy duro, pero más duro es estar en la indefensión en que están nuestros hermanos.

“PERO ¿QUÉ puedo hacer yo? No se como ayudar”. Hermanos míos, siempre hay un modo:

a: Económicamente: Para lo que tienen dinero como para los que no. A veces los que menos tenemos tambien podemos ser capaces de gestionar ayudas caritativas con la ayuda de Dios. Como decía el P. Pio: “La Virgen abre los corazones, pero tambien las billeteras” , y sin contar con un centavo construyó un hospital modelo. Cuando nosotros ponemos la voluntad el Señor y su Santa Madre nos conducen a la ayuda que necesitamos para ayudar.

“Y ¿cómo saber que dono dinero y no se lo guardan otros?”. Hay modos de ayudar que son muy seguros. Anoche mismo la Fundación CONIN dejos sus datos (figuran en el video). CARITAS tiene cuentas donde depositar dinero. ¿Donde va ese dinero? Llamas a Cáritas y te cuentan sin ningún problema. Yo recuerdo que pasando por Córdoba un sacerdote me contaba de cómo Caritas habia construido 30 casas en aquella localidad, muy humilde, para los cosechadores maniceros que se venían a trabajar desde el norte del país, muchos de Jujuy y Salta. Un ejemplo nada mas.

Hacemos una salvedad especial en este sentido: alguno por allí me ha hecho el vil comentario “yo ya dono con lo que pago de impuestos“. Amigos, esto… no es donar. Que con el 40% de impuestos que terminamos pagando por mes se soluciona ese problema en dos minutos, no nos cabe duda. Pero como ya dijimos. Esto no es un problema de recursos sino de voluntades.

b: Poniendo el cuerpo: Esta es una ayuda complicada. Porque muchos nos vemos abrumados por las responsabilidades diarias o por las limitaciones físicas como en el caso de nuestro grupo de oración. Pero muchos no quieren tener contacto con los pobres. Recordemos que es Cristo vivo y sufriente quien esta en ellos. A veces no es siquiera cuestion de dinero. Por ejemplo en Mar del Plata hay un ministerio muy lindo donde los fieles se reúnen los domingos para ir a almorzar con los pobres en los basurales. Que alguien se sienta reconocido como persona le otorga dignidad y concede alivio espiritual, moral y psíquico. Una ayuda tan importante como la económica.

Nunca te sentirás más vivo que cuando tu corazón caritativo te acerca al que sufre. Poder ayudar al que sufre, es felicidad plena. A veces no es en trabajo directo con los pobres, tambien colaborar en lo organizativo, o en las redes. Todo suma y cuenta.

c: Oración: lo más importante de todo. ¿Más que darles de comer? Si, no te olvides que el enemigo siempre busca destruir todas nuestras obras de misericordia. Esto lo ha dicho Francisco. Por eso toda ayuda tiene que ser sobre todo un trabajo sostenido por la espiritualidad y la oración. Sin esto se termina perdiendo en nada, o se enturbia de algun modo por alguien que siempre cae en tentación, etc. Oración, oración, oración hasta el cansancio.

-Finalmente, queremos hacer un ofrecimiento. Como saben Virgen Peregrina es un grupo de oración de personas con limitaciones físicas y discapacidad. Pero tenemos voz y sabemos usar las redes y el telefono. Si queres ayudar y no sabes cómo, contactanos para que, analizando tus posibilidades, te pongamos en contacto con las personas mas adecuadas.

¡Que el Señor nos haga fértiles en obras y nos de un corazón misericordioso!

Pobreza en nuestro país – Barómetro de la Deuda Social Argentina – Informe realizado por la UCA.

Pobreza en nuestro país – Barómetro de la Deuda Social Argentina – Informe realizado por la UCA.

Esta es una primera entrega de una serie de archivos que iremos publicando, todos ellos relacionados con los pobres en Argentina.

El que les dejamos hoy es el estudio realizado por el Observatorio del área de Investigación de la Universidad Católica Argentina, sobre la medición del índice de pobreza en nuestro país. Aclaramos que el Barómetro, no es un reducto de cifras e indices, sino una investigación compleja y completa sobre los “umbrales mínimos” requeridos para evaluar, de manera integral, no solo económicamente, todas las áreas en las que la persona esta sufriendo carencias. 

Recomendamos vivamente su lectura. Y más, hasta nos parece obligatoria teniendo en cuenta que en nuestro país, un tercio de la población está por debajo de este umbral mínimo en el que se respeta la dignidad de la persona. 

Haciendo Clik en la imagen podrán descargar el archivo, y debajo les dejamos el enlace del Observatorio de la Uca:

Screen Shot 08-28-15 at 06.01 PM

Observatorio de la Deuda Social Argentina:

http://www.uca.edu.ar/index.php/site/index/es/uca/observatorio-de-la-deuda-social-argentina/

¿Es que hace falta valor para hablar de los pobres? – Entrevista al Padre Nazar de Formosa.

¿Es que hace falta valor para hablar de los pobres? – Entrevista al Padre Nazar de Formosa.

Creo que Carlitos Tevez no necesita presentación, pero para quien no lo conozca, es un jugador de football argentino, al que todos queremos mucho por su humildad y buen corazón.

Y como sabemos, al menos en nuestro pais, aunque la entrevista con Fantino fue Trending Topic mundial, causó gran revuelo porque Tevez descaradamente tuvo lo osadía de decir que en Formosa hay pobreza y mucha. 

Tevez, ¡¿Cómo te atreves?! Esto le ha costado los insultos de los gobernantes de la provincia y algunos de la nación también.

No publicaremos aqui la entrevista con Fantino, porque lo que viene al caso está ya incorporado en esta otra entrevista que es lo que hoy les queremos transmitir. Podríamos haber compartido esta entrevista directamente, pero quisimos publicarla en nuestro Blog para conservarla como un bien muy preciado.

Porque mi intención era hablar no solo del pobre, sino también de la persona que conserva los ojos y el corazón abierto para sentir un afecto profundísimo, y una responsabilidad sobre los pobres, porque son nuestros hermanos. No se ustedes. Pero al menos yo no puedo ser feliz sabiendo que doce millones de personas en mi país viven en la marginalidad, sin que yo este haciendo aunque sea lo poco que pueda por mitigarles sus padecimientos.

Esta visto que la pobreza genera violencia:

-Para el que la sufre.

-Para el que trabaja para paliar la pobreza ajena.

-Para el que cree que no le tocará y de repente se le derrumba el Wall Street.

-Para los indiferentes que cuando salen de vacaciones esquivan el molesto paisaje de lo que les representa una obligación moral.

-Para los indiferentes, estos acostumbrados a decir “alguien tiene que hacer algo por ellos” …menos ellos.  

-Para los que son responsables de la pobreza. (No creo en felicidades superficiales asentadas en la pobreza del otro. Algún costo tiene. A veces mucho).

-Y para el que no quiere verla pero que tiene una responsabilidad sobre los pobres, porque los tiene a cargo. 

Y seguramente se me escapa algun que otro grupo. Pero ya no seré yo quien hable. Les compartimos esta preciosa entrevista de Alfredo Leuco al Padre Francisco Nazar, de la Diócesis de Formosa con respecto al incidente con Carlitos Tevez. 

Leuco, te confieso que me quedé con ganas de más Padre Nazar…

Haciendo Clic en la imagen van derechito a la entrevista: 

¡Cómo me duele! Un mundo que no conocemos.

¡Cómo me duele! Un mundo que no conocemos.

Escribió Santa Teresa de Jesus, tan magistralmente esta frase, muy aplicable para toda ocasión:

“Que diferente se entiende lo que despues de experimentado se ve”.

Aunque de lo que voy a hablar, ruego al Señor, nadie lo tenga que experimentar. Pero creo que es necesario decir que todos los que no lo hemos experimentado, justamente por la falta de experiencia, deberíamos tener más discernimiento y caridad a la hora de hablar de estos temas.

Cómo me duele ver que personas católicas o no católicas, que se dicen buenas personas, honestas, decentes, y todo aquel que se encuentre dispuesto, vuelquen toda la oscuridad de su corazón al hablar de quienes no han tenido la misma oportunidad de crianza.  Y juzgan por los actos presentes sin contemplar todo el perfil socio-psico-emocional y espiritual de estos seres que también son hijos muy amados del Padre celestial.

Es que está de moda cierta vedette argentina que se dedica, es verdad, a provocar escándalo tras escándalo. Y parece que estas personas terminan por ser el chivo expiatorio de la sociedad. Y está de moda divertirnos en las redes sociales haciendo bromas nada caritativas utilizando su vida desordenada y poco feliz. No importa su nombre, porque solo se trata de la de turno, como a lo largo del paso del tiempo vamos viendo que este nombre va siendo reemplazado por otros nuevos. Y no son ellas solas. En este grupo escandaloso debemos incluir tambien, prostitutas, transvestistas, bailarinas eróticas, y toda persona que comercie con su cuerpo.

Tan solo uno de los millares de ejemplos. Y de los más suaves…

Screen Shot 07-20-15 at 05.05 PM

¡Cómo me duele! Quienes hemos trabajado evangelizando, incluso prostitutas, sabemos de los sufrimientos tan grandes de estas personas que no llegan a estos negocios por voluntad propia, sino por toda una turbulenta y violenta historia de vida en las que se les enseña, del peor modo, a ser solo objetos utilizables. Seamos explícitos. Estamos hablando de abusos físicos, sexuales, mentales, emocionales, privación de derechos, tal vez hambrunas. No saben de infancias normales. No han crecido en un ambiente amoroso de cuidado y protección. No han sentido lo que es el amor de dos padres que te aman y te respetan, y que quieren lo mejor para tu vida.

Estas personan, aprenden desde muy pequeñas, porque un adulto perverso se los enseña, que sus cuerpos son una “cosa” utilizable, y ademas negociable. Y cuando llegan a edades adultas, su estructura psíquica solo comprende la vida como un comercio del cuerpo para sobrevivir. Y viven en un permanente vacío que les causa un gran dolor, que constantemente las mantiene con ideas suicidas, porque no conocen el amor. Porque todo aquel que se acerca es para dejar billetes, no amor. Están vacías, porque desde su niñez les han robado todo.

Y lo peor del caso es que no son culpables. ¿Quieren culparlas? Sepan que faltan gravemente a la caridad. A estas personas nadie se les acerca para darles afecto sincero. Para ayudarlas a comprender que hay otra vida posible. Las defenestramos públicamente como divertimento hundiéndolas más de lo que ya están. La vida y la sociedad no hacen otra cosa que colaborar agrandando ese vacío que las devora.

Me siento enormemente conmovida por ver transvestistas en la Basílica de Lujan, peregrinando con fe verdadera. Las he visto llorar frente a la Virgen santísima. ¿Creen que esas lágrimas no son válidas, no son valiosas para nuestra Madre Santísima? ¿Creen que con toda su vida de pecado la ofenden estando allí, de pie, pidiendo por favor a nuestra Madre, que es de todos, auxilio para sobrevivir en el mundo que les toca? Piadosísima como es Nuestra Madre, ¿creen que no sufre por ellas y que no aboga por su salvación? Pecadores somos todos, y el que juzga solo Uno. Y si creen que son despreciables, bueno, sepan que todos tenemos una obligación cristiana del amor al prójimo. Y si no estamos en condiciones de ayudarlas en formas concretas, al menos no las defenestremos públicamente.

Y recemos por ellas, que mucho lo necesitan. Dios nos ama a todos con amor de predilección. Está enamorado de “todos” nosotros. Nadie esta excluido del amor de Dios. Esto lo ha dicho Francisco. Ellas necesitan nuestra oración como tantos marginados que crecen sin dignidad, respeto, ni amor. Seamos piadosos por favor, veamos lo que veamos.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

La imagen destacada pertenece a la edición del Diario Clarín del 19/07/15:

http://www.clarin.com/extrashow/fama/Xipolitakis-Mirtha-furcio-religioso-jesus-ahorcado_0_1396660611.html